Denuncian al Tecnológico del Valle de Oaxaca por desacato de la contingencia sanitaria

Pese a la suspensión de clases en las escuelas de todos los niveles por órdenes del gobierno federal, ante el brote de coronavirus (COVID-19), algunos planteles optaron por no acatar la indicación y, arriesgando al alumnado a un probable contagio, determinaron que continuaran las clases presenciales.

Es el caso del Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca (ITVO), en donde, informó un denunciante a quien llamaremos "Carlos", alrededor de 15 alumnos de la Maestría en Ciencias en Productividad en Agroecosistemas, son prácticamente ‘obligados’ a asistir a clases presenciales por orden del coordinador, el doctor Salvador Lozano.

“Mi denuncia es porque están citando a los alumnos de la maestría a clases. De hecho, el director los presiona porque dice que tiene que rendir buenas cuentas al consejo nacional de Ciencia y Tecnología”, afirmó el denunciante cuyo hijo, dijo, es alumno de ese posgrado. 

No respetaron la contingencia

Respecto a la cantidad de alumnos que asisten a clases al plantel, ubicado en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, el inconforme señaló que “son como alrededor de 15 alumnos” entre los que, evidentemente, se encuentra su hijo.

Cabe señalar que también la misma persona denunció, a través de redes sociales y con un mensaje, la postura del ITVO de no mandar a confinamiento a los alumnos, pese a que las autoridades indicaron que se suspendían las clases en todos los niveles educativos, como parte de la jornada nacional de sana distancia.

“En el Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca (ITVO) no respetan la jornada nacional de sana distancia dispuesta por el Gobierno de México y el Gobierno del Estado de Oaxaca. Las autoridades y los profesores de la maestría en Ciencias en Productividad en Agroecosistemas han obligado a los alumnos de dicha maestría a asistir a clases presenciales en las instalaciones de dicho Instituto en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca (sic)”, se lee en el mensaje.

En ese sentido, el denunciante añadió que durante el periodo de contingencia, que arrancó el pasado 17 de marzo y tiene previsto concluir el próximo 31 de mayo, los alumnos de la maestría nunca pararon y siguieron asistiendo a clases, prácticamente a diario.

“Tal parece que las autoridades municipales y estatales no se han dado cuenta de esta grave violación de la jornada nacional de sana distancia, puesto que obligan a los alumnos de maestría a asistir a clases de lunes a viernes en una aula pequeña (sic)”, añade el mensaje. 

Propensos a un contagio

Finalmente, el padre inconforme del alumno de maestría, aseguró que teme por la vida de su hijo, así como por la de sus compañeros, pues al acudir a clases de manera masiva, son más propensos a un contagio. 

“Es que como van de diferentes partes… y por lo dicho por los expertos de la Secretaría de Salud federal, pues implica un riesgo, porque van de distintos domicilios”, detalló.

Y especificó que, según su hijo, las indicaciones del personal del instituto fueron escuetas. “A los alumnos de la maestría les dijeron que fueran bien protegidos, pero que tenían que seguir yendo a clases”, dijo.

Hasta el momento, comentó, no se ha sabido de algún alumno en el plantel que haya dado positivo al contagio de COVID-19. “Pues que yo sepa no, pero el peligro es latente”, concluyó.