Alertan sobre posible hambruna

Félix Camas Félix Camas

Exgieron al Gobierno que se garantice la alimentación a los desplazados, con un Plan de Emergencia Alimentaria.

San Cristóbal de Las Casas.- El desplazamiento forzado y la actual situación que se vive por la pandemia del COVID-19, podría generar una hambruna entre los municipios de Aldama, Chalchihuitán y Chenalhó, según  información que ha recopilado el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México A.C. (Fisanim) y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. (Frayba).

En un comunicado de prensa, aseguran que han constatado las condiciones de pobreza en la que viven las personas en situación de desplazo, aunado a la falta de medidas sanitarias en el marco de la pandemia del COVID-19, “la Región Altos está marcada como una de las zonas marginalizadas en el estado de Chiapas”.

Los datos que presentan dichas organizaciones radica en 3 mil 304 personas que se encuentran en situación de desplazamiento forzado entre los tres municipios, que están en casas prestadas, rentadas y en situaciones críticas, además de que viven bajo la incertidumbre de la violencia armada y es que sus propiedades y tierras de cultivo fueron quemadas y no pueden cosechar.

“En las tres situaciones de desplazamiento forzado hay grave riesgo para la vida y salud de las personas desplazadas debido a la falta constante de alimentos, atención médica y al daño emocional por el miedo permanente y desesperación a ser agredidas”, dicta el escrito que fue leído en una conferencia de prensa de prensa virtual.

Por lo anterior, exigieron al Gobierno que se garantice la alimentación a los desplazados, con un Plan de Emergencia Alimentaria, “la actuación eficiente del Consejo Estatal de Atención Integral al Desplazamiento Interno de Personas en el estado de Chiapas, en el marco de la Ley Para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno”.

“La intervención de la Cruz Roja Internacional para contribuir en la ayuda humanitaria en los territorios que el desplazamiento forzado se ha prolongado, atender de manera irrestricta las Directrices Esenciales Para Incorporar la Perspectiva de los Derechos Humanos en la atención a la pandemia COVID-19”.

Finalmente, también solicitan se desactive la violencia en estos territorios provocada por grupos civiles armados de corte paramilitar y que la sociedad se solidarice con acciones para combatir la emergencia alimentaria y la desnutrición en este territorio específico que sufre violencia sistemática en el marco del desplazamiento forzado, por lo que cualquier interesado en donar pueden hacerlo a la cuenta del Fisanim del banco Scotiabank. Cuenta: 00107853564 Clave interbancaria: 044180001078535644.