El deshidratador híbrido una opción para el sector productivo empresarial

Daniela Grajales Daniela Grajales

La deshidratación permite a los alimentos tener un valor nutricional más elevado que con otros métodos de conservación.

Alumnos de Ingeniería en Energía en coordinación con Investigadores del Cuerpo Académico en Energía y Sustentabilidad de la Universidad Politécnica de Chiapas realizaron el diseño y construcción de un deshidratador híbrido, para beneficiar al sector social, productivo y empresarial, en la conservación de diversos productos de la región y facilitar la comercialización de los mismos.

El deshidratador híbrido se puede utilizar para el secado de productos como: pescados, mariscos, vegetales, frutas, semillas, hierbas medicinales y hortalizas, esto con la finalidad de brindar a la sociedad en general mejores soluciones en el secado de productos.

Este proceso consiste en eliminar gran parte del agua que los productos contienen, hasta conseguir que sea tan baja que no sea posible la multiplicación microbiana. El proceso de deshidratado tiene muchos beneficios y no es complicado, se trata de un proceso de conservación que se puede realizar de manera doméstica y fácil.

La deshidratación permite a los alimentos tener un valor nutricional más elevado que con otros métodos de conservación, ya que la pérdida de vitaminas es menor. Además, garantiza la conservación de todo tipo de alimentos de forma segura sin requerir de conservantes.

Las principales actividades económicas en Chiapas son el comercio, los servicios inmobiliarios, la extracción minera, la agricultura y el turismo. El sector de mayor envergadura es el terciario.

Chiapas es un importante productor de plátano, café cereza y palma de aceite, todos reconocidos por su excelente calidad. Chiapas es el principal productor de estos rubros en México.

También destacan la producción de frutas como el mango, la papaya y el coco, además del repollo, la caña de azúcar, el cacao y el cacahuete.

El comercio representa la actividad económica más ejercida en todo el estado. Según el INEGI, el pequeño comercio y el mayoreo representan el 18,2% de la economía chiapaneca.

Actualmente Chiapas cuenta con más 50 mil locales comerciales dedicados a la compra y venta de productos de diversa índole. En consecuencia, esta actividad económica representa el grueso del flujo económico de la entidad.