Hace 123 años se publicó por primera vez Drácula de Bram Stoker

Para muchos hoy se celebra el Día de Drácula

El 26 de mayo de 1897 se publicó por primera vez la novela Drácula del escritor irlandés Bram Stoker. Escrita en forma de diarios, la novela habla de la historia de un periodista británico que visita a un conde de Transilvania, en aquel entonces Hungría, y sus posteriores vivencias entre Inglaterra y de nuevo Transilvania. Sin entrar en hacer un spoiler de una historia de sobra conocida, la obra trae al imaginario popular a un personaje clásico del terror, el conde Drácula. Un personaje histórico, aunque el verdadero Drácula y el de la novela, y posteriores adaptaciones, poco tienen en común.

El propio Stoker no pudo disfrutar del éxito de su obra. El autor falleció en 1912, y la obra empezó a coger popularidad en los años 20, cuando empezaron las diferentes adaptaciones al teatro y al cine. La propia obra pasó a ser considerada un clásico solo en 1983 cuando entró a formar parte de los clásicos de la Universidad de Oxford.

La inspiración principal de Stoker fue la figura de Vlad III el Empalador (Tepes), príncipe de Valaquia, vivió entre 1428/31 y 1476/77. Drácula le viene como sobrenombre de su padre. Ambos fueron miembros de la orden del Dragón fundada en Hungría. Los caballeros de esa orden llevaban amuletos con la imagen de ese animal imaginario.

Otros interpretan el sobrenombre como derivado de la denominación de Diablo, una interpretación proveniente del bando del Imperio Otomano. Vlad visitó en su juventud el Imperio Otomano, pero luego luchó contra los turcos y la expansión del Islam en Europa oriental. Se le considera héroe nacional de Rumanía. Fue una figura destacable de su época y gobernó en la región en varias ocasiones. El sobrenombre de empalador también le viene de sus enfrentamientos con los turcos.

Desde luego no se le puede considerar un gobernante pacífico, pero tampoco alguien especialmente oscuro en su época. Fue un caballero más de la Edad Media tardía en Europa. Fue la novela de Stoker la que le dio nueva vida a su personaje, pero muy alejado de su figura original.