Llega Hernán Cortés al México actual 

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque por el COVID-19 el jurado del Festival de Cine de Tribeca no pudo apreciar en pantalla grande el documental 499, el cinefotógrafo premiado, Alejandro Mejía, considera que la sensibilidad provocada por el aislamiento, sí les ayudó a entender el filme.

Filmada en 2018, la película es una mezcla de documental y ficción, pues Mejía y el director Rodrigo Reyes recrearon la ruta que siguió Hernán Cortés al llegar al territorio mexicano junto con un actor que fingió ser el personaje, pero casi 500 años después.

"Hicimos un experimento: llevar un actor español, ir con la gente,que nos platicaba sus historias con la violencia, y luego grabábamos la interacción entre ambos", explicó el cinefotógrafo en entrevista telefónica.

"Era un proyecto muy complicado porque pudimos caer en la comedia, absurdo, ridículo, pero la gente tuvo la empatía. Y ahora, encerrados por la cuarentena, hay una sensibilidad diferente, por lo que al jurado le llegó".

Hace pocos días, la fotografía del filme fue reconocida en la edición en línea del festival.

"La ceremonia se realizó vía Instagram, así que toda la producción hicimos una fiesta por Zoom para verla, pero la transmisión de Tribeca se cayó. En internet se publicaron los resultados y entonces fue una celebración rara", comentó Mejía.

Los realizadores pudieron contactar con personas que les hablaron de desaparecidos, búsquedas de cuerpos en los campos y cómo experimentan la violencia por el narcotráfico.

"El personaje de ficción ayudaba muchísimo a que las personas se relajaran y a no meternos en problemas con la gente violenta. Si veían al personaje, pensaban que estábamos haciendo un sketch y bajaba la tensión", recordó Mejía.

"Venimos cargando heridas de la conquista inconscientemente y de eso habla la película, que ahora esas heridas están rebasadas por la violencia contemporánea. Incluso el conquistador se aterra y conmociona al ver la realidad 500 años después".