El Señor no desampara durante la pandemia, afirma obispo Salvador Murguía

El obispo de la Prelatura Mixe de María Auxiliadora, Salvador Murguía Villalobos aseguró que el Señor no se ha desaparecido o escondido durante la pandemia del coronavirus, porque estará con quienes creen en él, hasta el final de los tiempos.

“Dios permanece con nosotros, eso nos debe de llenar de mucha confianza y de esperanza”, asentó.

El religioso sostuvo que en los momentos donde la humanidad enfrenta problemas, aparecen personas para gritar y despotricar en contra del Señor, porque pudiera parecer su partida.

“Preguntan a gritos ¿dónde está? Se escondió para no ver el dolor, el sufrimiento, la muerte del pueblo, la muerte de nuestras familias”, asentó.

Sin embargo, subrayó que el Señor está presente en los momentos más difíciles de la vida de los creyentes, para encontrar consuelo o respuestas.

“Ahí, es donde los creyentes ponen su confianza en Dios, porque no estamos al capricho de las enfermedades y de la muerte”, señaló.

Destacó que el papa Francisco, durante su oración en la Plaza de San Pedro, el 27 de marzo pasado, hizo hincapié en esa permanente presencia del Señor, porque nunca abandona a los creyentes a merced de la tormenta.

“El Señor está con nosotros, no nos ha abandonado, va llevando nuestra vida, nos ayuda a entender los momentos difíciles de tormenta, de dolor y de muerte”, insistió.

Además, resaltó que si bien el Señor está en este mundo, también prometió a todos los bautizados la vida eterna, pues todos están llamados a ir al cielo.

“Nos prometió la vida eterna, el anhelado cielo. Por eso, debemos tener los pies en la tierra, pero los ojos y el corazón en el cielo”, insistió.

Murguía Villalobos también pidió al Señor por la salud de los enfermos y especialmente, por la salud de los médicos, enfermeras y policías, por estar en la primera línea de trabajo.

“Que los cuide, que los proteja a todos. El Señor se vale de tantas cosas”, apuntó.