Demanda de agua crece 20% en Oaxaca de Juárez; disponibilidad baja un 40%

Emilio Morales Pacheco Emilio Morales Pacheco

Mientras que la pandemia por el virus SARS Cov2 (COVID-19) disparó en un 20 por ciento la demanda de agua en la capital del estado, por el estiaje la disponibilidad cayó en al menos un 40 por ciento.

“Esto lleva a hacer un llamado a la ciudadanía para que en el momento que esté recibiendo el suministro hagan el mejor uso eficiente, que la reutilicen y cuiden el agua, que revisen que no existan fugas en sus tinacos y sisternas”, destacó la directora General de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (Sapao), Laura Vignon Carreño.

En el caso de los hospitales, la demanda del líquido creció en un 35 por ciento.

Ahí mismo mantienen el monitoreo de cloro residual para tener la seguridad de la cantidad que se maneja de acuerdo a la norma 0127.

Si bien se han presentado algunas lluvias, éstas no han sido suficientes para la recarga de los mantos freáticos por lo que el nivel de aforo en estos momentos es de 480 litros por segundo cuando en temporada de lluvia llega a ser de hasta 800 litros.

A lo anterior, agregó la funcionaria, se han sumado algunas fallas en equipos de bombeos y energía eléctrica lo que ha hecho que se retrase aún mas el suministro de agua en las colonias de la capital. 

Las fallas se tienen registradas en el pozo Santa Rosa-IVO que administra la zona Fraccionamiento los Sauces hasta el fraccionamiento Elsa, así como la agencia Santa Rosa y la parte alta como son la Heladio, Lomas de San Jacinto y Solidaridad.

Para el caso de Santa Lucía, en las colonias Aquiles Serdán y Santa Cecilia, se tuvieron problemas en las válvulas, mismas que no se han podido reparar debido a que los tiempos de entrega en las refacciones también se han espaciado por el COVID-19.

Actualmente son 38 pozos y dos manantiales; uno está ubicado en San Felipe y otro en San Agustín, los que están suministrando a la capital del estado los cuales están dotando de 480 litros por segundo cuando en promedio es de 600 hasta 800 litros por segundo.

“Hemos trabajado mucho en la rehabilitación de pozos para evitar que el agua disminuya más de esa cantidad que ha disminuido por el estiaje”, destacó.