Castellanos, pionera en abogar por la presencia de la mujer en la cultura

E/ME/MO/G/IT/GE/ME/MO/G/IT/G

Destacan en redes sociales aportes de la escritora, diplomática y feminista, y ofrecen contenido para acercarse a su obra

E/ME/MO/G/IT/GE/ME/MO/G/IT/G

Destacan en redes sociales aportes de la escritora, diplomática y feminista, y ofrecen contenido para acercarse a su obra

E/ME/MO/G/IT/GE/ME/MO/G/IT/G

Destacan en redes sociales aportes de la escritora, diplomática y feminista, y ofrecen contenido para acercarse a su obra

Junto a Emma Godoy, Rosario fue una de las primeras mujeres en impartir cátedra en la Facultad de Filosofía y Letras en los años sesenta.

Escritora, periodista y diplomática, Rosario Castellanos abrazó la causa feminista desde todos los ámbitos intelectuales en los que dejó un legado. Gracias a su pensamiento y sus firmes ideales se convirtió en una de las escritoras mexicanas más relevantes de siglo XX.

En el marco de la campaña nacional “Contigo en la distancia”, el 25 de mayo, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) recuerda, a 95 años de su nacimiento, a la autora de Oficio de tinieblas, libro que le mereció el Premio Sor Juana Inés de la Cruz en 1962.

Aunque los temas que trató a lo largo de su obra exploran los sentimientos más profundos de los seres humanos, Rosario Castellanos también se pronunció contra todo tipo de discriminación a través de cientos de artículos y ensayos periodísticos.

Su destreza para argumentar e interpretar problemáticas sociales la llevó a ocupar cargos políticos y diplomáticos, como en la Embajada de Israel en 1974, país donde perecería por un accidente doméstico.

Entre sus obras se encuentra su primera novela: Balún Canán, por la que recibe el Premio Chiapas en 1958. Dos años más tarde, obtendría el Xavier Villaurrutia por Ciudad Real. Ambas novelas retratan el indigenismo mexicano, y también plantean las inquietudes sobre “igualdad” entre mujeres y hombres.

Castellanos trabajó con todos los géneros literarios: prosa, poesía y ensayo, además de periodismo; su trabajo la hizo acreedora del Premio Carlos Trouyet (1967) y el Elías Sourasky de Letras (1972).

Su legado en la literatura mexicana
Poeta, dramaturga, periodista, docente, diplomática y feminista son sólo algunas de las palabras que describen a Rosario Castellanos, una de las figuras literarias más importantes del siglo XX en Latinoamérica. La escritora nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925, es por ello que el gremio cultural recuerda algunos aspectos de su obra.

En el 95 aniversario de su natalicio (Ciudad de México, 1925—Israel,1974), la Secretaría de Cultura mencionó en sus redes sociales a la periodista: “Rosario Castellanos, una de las escritoras más reconocidas de nuestro país, dejó un legado imprescindible en la literatura mexicana con obras como Balún Canán, Oficio de tinieblas, Álbum de familia, y Poesía no eres tú”.

El Archivo General de la Nación apuntó sobre Castellanos que “su pluma se desenvolvió con maestría en todos los géneros literarios, especialmente en la poesía, la narrativa y el ensayo”; mientras que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) citó a “una de las principales voces femeninas de la literatura mexicana” e invitó al público a disfrutar de una selección de su poesía en un Material de lectura que puede adquirirse de forma gratuita.

De igual forma, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) subrayó la diversidad de géneros en los que la escritora incursionó, a la vez que resaltó su función como diplomática mexicana, “a la que se le considera precursora de la visibilización de los derechos de las mujeres a través de sus letras”.

El Museo Soumaya prefirió evocar a la escritora con sólo un fragmento de su poema “Misterios Gozosos”: "A veces, tan ligera como un pez en el agua, me muevo entre las cosas feliz y alucinada". Con este mismo estilo, el Canal 22 rescató un fragmento de “Lo cotidiano”: “para el amor no hay cielo, amor, sólo este día”; a ello añadió que hoy a las 17:00 horas presentará el capítulo de la serie Letras de la diplomacia, dedicado a la autora.

El Fondo de Cultura Económica (FCE) destacó que su obra “la configura como voz imprescindible de nuestras letras, precursora del feminismo y autora vanguardista”, y agregó que “una variada línea marcada entre sus obras la sitúa como una escritora permanentemente preocupada por los temas sociales y políticos”. También recordó que el Fondo ofrece, de manera gratuita, la lectura de Los convidados de agosto.