Rumbo al pico de contagios por COVID-19, relajan confinamiento en el Istmo de Tehuantepec

JUCHITÁN, Oaxaca.- Como lo habían advertido algunos médicos, como Margarito Aquino López, el apresuramiento de las medidas de contingencia por COVID-19 por parte de las autoridades municipales, ha generado que los ciudadanos salgan de su encierro en los momentos más críticos de la pandemia.

Comercios establecidos e informales del primer cuadro de la ciudad y alrededores han abierto sus negocios y reinstalado sus puestos en las aceras de las calles, cuando en el estado apenas se está en semáforo amarillo y se presume que en junio llegue al pico de contagios.

Desde hace dos meses se decretó la contigencia sanitaria por parte del gobierno federal, lo que llevó a establecer la Jornada Nacional de Sana Distancia y el cabildo juchiteco se apresuró a ordenar el cierre de negocios cuando no se había presentado ningún caso externo en el municipio.

Cuando apenas se está en la segunda fase de la contingencia, negocios del centro abrieron sus puertas por un supuesto permiso de unos tres días otorgado por el Ayuntamiento; la autoridad municipal negó que hubiera tal permiso.

Ante el anuncio del gobierno del estado que municipios libres de coronavirus en el estado podían regresar a la normalidad, algunos ciudadanos se confundieron y consideraron que ya podían volver a abrir sus negocios en la ciudad, incluso algunos restaurantes habían anunciado apertura de actividades desde el miércoles, aunque después bajaron el anuncio de sus redes.

La autoridad municipal ha decretado la Ley Seca en el municipio; algunos restaurantes bares y cantinas, aguardan el momento para abrir sus negocios, los que pudieron almacenar productos para una futura reapertura.

Las empresas cerveceras no han anunciado el reinicio de actividades, como la venta y distribución de sus marcas para reabastecer los negocios de expendios de bebidas alcohólicas, cuando la industria cervecera no ha iniciado operaciones y se espera que para el 1 de junio vuelvan a operar las industrias ubicadas en la zona metropolitana.

Hasta la tarde de este viernes, eran 15 los municipios que en el Istmo ya registraban al menos un caso de coronavirus. Salina Cruz, Juchitán de Zaragoza y Santo Domingo Tehuantepec se encuentran a la cabeza de la estadística, por presentar el mayor número de casos.