Ya son dos años y sigue sin justicia el asesinato de Sol Cruz

Exigen aclarar su homicidio

La periodista Soledad Jarquín Édgar recordó cómo a través de una carta se despidió de su hija Sol Cruz Jarquín, quien horas antes de ese último encuentro había sido asesinada.

Dos años después, Soledad continúa de pie, en una agotadora batalla que aún no ve la luz al final del túnel.

Desde el 2 de abril de 2018, fecha en que fue asesinada la fotoperiodista se acumularon 718 días de su ausencia y tres carpetas de investigación, todas sin resolver bajo el cobijo de impunidad procurado por instancias involucrada en las investigaciones.

"El proceso ha sido desgastante", admite Soledad con la entereza que la caracteriza aun cuando en esos 718 días y contando el impacto sigue causando estragos en su día a día.

“Tú no puedes seguir la vida como si nada hubiera pasado”, pues desde ese momento en que se enteró que Sol estaba dentro de las personas asesinadas, junto con la entonces candidata Pamela Terán, su vida y la de toda su familia cambió, ahora queda acompañada por aquella ausencia punzante que, a veces, la desploma en la cama, y otras le roba el ánimo de trabajar o de comer. “El impacto es muy fuerte”.

“Era el alma de la fiesta”

Sol Cruz Jarquín tenía 27 años, nació el 10 de octubre de 1990; era la más pequeña de las tres hijas de Soledad Jarquín, periodista oaxaqueña actualmente presidenta del jurado del Premio Nacional de Periodismo.

Señala que para sobrellevar la distancia, mantiene la casa con fotografías de Sol y de vez en vez se llena con su voz, una voz que canta con musicalización de piano “para quitarle los errores de su entonación”, explica Soledad con la voz que denota un recuerdo agradable pues ella, Sol Cruz “era el alma de la fiesta”.

“Queda ese proceso en donde la escuchas, la quieres ver y entonces, a veces, cuando las cosas no funcionan, voy, hablo con ella y trato de hacerlo con mucha calma porque pienso que ella está en una calma, en otro plano. Es muy chistoso porque creo que sí me escucha”, relata.

Tres carpetas sin resolución

Actualmente hay 3 carpetas de investigación relativas al caso de María del Sol Cruz Jarquín, por un lado se encuentra la abierta por el robo del equipo de Sol Cruz, la cual se judicializó hasta agosto de 2019, un año y dos meses después de los hechos, otra más es la carpeta por delito electoral que se judicializó hasta diciembre de 2019, es decir, un año y medio después. La otra es la relativa al homicidio que hasta este momento sólo mantiene a una persona detenida.

“Por eso hablamos de simulación, de falta de justicia y de complicidad. No vemos sustancialmente un resultado, sólo una un detenido, un liberado y no se han seguido otras líneas de investigación”.

27 años de edad

tenía Sol Cruz Jarquín cuando fue asesinada junto con otras dos personas