Piden reorganización para retorno educativo

El Centro de Estudios y Desarrollo Educativo de la Sección 22 (Cedes-22) convocó a las bases del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO) a cuidarse, sobrevivir y organizarse en estos tiempos de contingencia, para asegurar un retorno educativo ordenado a partir de las realidades contextuales.

En el documento “Orientaciones educativas generales al MDTEO en el contexto de la emergencia de salud pública”, ese organismo auxiliar expuso que la Secretaría de Educación Pública (SEP) carece de un plan estratégico contextual frente a la pandemia de COVID-19 para responder a las realidades de las comunidades y pueblos culturalmente diferenciados por su economía, territorio, lenguas y políticas.

Expuso que el programa “Aprende en Casa” está basado en la reproducción escolarizada en donde los contenidos de aprendizaje, tareas y clases en línea conforman el paquete de la “innovación y transformación”.

Observó que el acompañamiento de los estudiantes en casa está centrado en los padres de familia y los maestros, como si fueran tiempos normales.

Tampoco –asentó–, la SEP tomó en consideración la realidad virtual, ya que muchos hogares mexicanos no tienen computadora o acceso a internet.

Resaltó que el Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) representa una alternativa por ser la base fundamental para fortalecer la vida de los estudiantes, desde de la experiencia pedagógica de los colectivos escolares, comunitarios y de acompañamiento.

Observó que el fortalecimiento del proceso de formación de los estudiantes, a partir de la relación del ser humano, la familia y la naturaleza durante y después del confinamiento, debe ponderar las experiencias y conocimientos de las familias y comunidad.

Para ello, convocó a las bases del MDTEO a aprovechar el confinamiento para la observación, investigación y experimentación, aprendiendo de la naturaleza, la vida, las actividades cotidianas y las interrelaciones en la familia y la comunidad.

El Cedes-22 dijo que la emergencia está dando la oportunidad de profundizar analíticamente y fortalecer las formas de organización propia, la soberanía y sustentabilidad alimentaria, la relación con la naturaleza, la colaboración, el apoyo mutuo, el trueque, el tequio, la seguridad, la salud y el trabajo colectivo, entre otros.