Hunde COVID-19 a la industria editorial

En "veremos", la FIL Oaxaca 2020

La industria editorial y las librerías del país podrían tocar fondo en algunos meses ante el desplome de las ventas que ha ocasionado la pandemia de COVID-19, aseguró el director general de Editorial Almadía, Guillermo Quijas-Corzo López.

“Estamos en un escenario complicado”, anotó.

El también director de La Proveedora Escolar sostuvo que las editoriales se encuentran en una situación comprometida porque las ventas disminuyeron severamente ante el cierre de las librerías por la emergencia sanitaria, para evitar concentración de personas.

“Ha habido una caída drástica y, en poco tiempo, del 90% de ingresos en comparación del año pasado”, señaló.

Expuso que la industria editorial enfrenta un escenario complejo porque requerirá de mayor tiempo para la comercialización y concreción del flujo de efectivo.

“No será de 2 a 6 meses, necesitará de más tiempo. Quizá se toque fondo”, recalcó.

Dijo que quizá muchas editoriales y librerías cerrarán y no sigan operando.

“De por sí, la industria es precaria. Espero que eso no suceda”, anotó.

Destacó que la industria editorial deberá renovarse y modificar su dinámica de trabajo e incluso, reducir operaciones hasta lo mínimo a mediano y largo plazo, pues no se ha dimensionado todavía el impacto de la crisis ocasionada por COVID-19.

“Las librerías, son el canal más importante en distribución y las primeras en generar flujo de efectivo a toda la cadena de producción”, indicó.

Observó que la industria editorial requiere también políticas públicas a corto, mediano y largo plazo, entre esto, incentivos fiscales y créditos gubernamentales para hacer frente a la crisis.

“Entendemos que el impacto será profundo y no alcanzará el dinero para atender las necesidades, fundamentalmente porque la prioridad es la salud de la población”, agregó.

Consideró que las políticas públicas son fundamentales porque impactarán igualmente en beneficio de las librerías y permitirán mantener su planta productiva.

“Las librerías son fundamentales para la cultura y el tejido social de un pueblo”, apuntó.

En veremos

Por la pandemia, Quijas-Corzo López dijo que el desarrollo de la Feria Internacional de Libro de Oaxaca (FILO), programada en octubre próximo, aún no se ha determinado, porque en esa época puede haber un segundo brote del COVID-19 o en su caso, medidas de distanciamiento sanitarias.

“Una feria del libro tiene como reto mayor tener cada vez más cantidad de público y llegar a más públicos. Entonces, ahora puede ser una feria más pequeña o una feria virtual, aunque es pronto todavía para tomar una determinación”, asentó.