Migración, de brazos cruzados

Sergio García Sergio García

LA CANACINTRA se sumó a la exigencia de la iglesia católica para exigir el cierre de la oficina de migración sur en Tapachula.

Tapachula.- La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) se sumó a la exigencia de la iglesia católica para exigir el cierre de la oficina de migración sur en Tapachula, donde se aglomeran cientos de extranjeros.

En las oficinas migratorias todos los días llegan entre 100 y 300 migrantes en busca de documentos de visas humanitarias para poder trabajar principalmente en medio de esta fase 3 del Coronavirus.

María Eugenio Moreno, presidente de la cámara empresarial en la frontera sur de México, externó que este problema se tiene desde hace varios meses, donde el gobierno federal y migración, no ha hecho lo pertinente para poder ir atendiendo este tema.

“Lo que nos preocupa es la aglomeración en el sur es que si el gobierno no hace nada, se puede llegar a un colapso de salud, cuando tampoco la ciudad está preparada para atender a estos grupos de personas que llegan por su papales”, externó.

Señaló que en las oficinas de migración, no existe un reglamento, nadie les dice nada, están desorganizados y no se cuentan con las medidas sanitarias correspondientes.

Moreno, reiteró que a los comerciantes y a los empresarios los obligaron    cerrar sus establecimientos por el COVID-19, pero el Instituto Nacional de Migración (INM) no ha hecho nada, al contrario, no le interesa o no sabe la gravedad del asunto.

Reconoció que esta oficina, se debió haber cerrado desde un principio o tener una estrategia para no tener a la población migrante aglomerada.