Presas de Chiapas, con niveles óptimos

STAFFSTAFF

El proceso de vaciado de las presas se da cada año de acuerdo a una programación ya establecida.

El complejo de presas  ubicado en la cuenca del Grijalva se encuentran en niveles óptimos para recibir las corrientes que se deriven de las precipitaciones durante la temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales.

Rodrigo Guadalupe Paredes, director técnico del Organismos de Cuenca Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua informó que de manera global se ubican por arriba un 60 por ciento de su capacidad previendo las cantidad de lluvia que podría precipitarse durante la temporada.

“El 40 por ciento de capacidad  para recibir  el agua de la temporada es una cantidad importante y cada año se maneja en esos niveles previo al inicio de las lluvias” mencionó el meteorólogo.

Destacó que Angostura se encuentra a 64.16 por ciento de su capacidad y al inicio de la temporada reportaba un almacenamiento de 9 mil 776 millones de metros cúbicos  con una extracciń de 506 metros cúbicos por segundo.

Chicoasén se encuentra en el 97 por ciento  de su llenado y almacena alrededor de  mil 227 millones de metros cúbicos y una extracción de 502 metros cúbicos por segundo, mientras que peñitas se encuentra al 90.55 por ciento de su llenado  y almacena 359 millones de metros cúbicos y una extracción de 500 metros cúbicos 

De acuerdo al reporte, la presa Malpaso se encuentra al 60.24 por ciento de su capacidad  almacenando 7 mil  543 millones de metros cúbicos y con una extracción 521 metros cúbicos por segundo.

“Con estos reportes los que se puede resaltar es que las condiciones del nivel con los que se encuentra el sistema hidroeléctrico  está por arriba del año pasado;  es decir hubo una recuperación de su nivel, considerando que 2018 fue un año con un gran déficit en las lluvias” destacó.

Mencionó que el proceso de vaciado de las presas se da cada año de acuerdo a una programación  ya establecida, es decir que de enero a mayo las presas de la cuenca alta entran en el proceso gradual de vaciado y de julio a septiembre de las presas que se benefician con las lluvias de los frentes fríos.