Negocios y personas operan de manera ‘normal’ en Oaxaca

Pese a que oficialmente Oaxaca de Juárez y la zona conurbada aún se encuentran en Fase 3, lo que implica que no pueden reanudarse actividades de manera normal, en la capital muchos negocios que se mantuvieron cerrados durante el periodo de cuarentena, debido a que sus productos o servicios son considerados no esenciales, retomaron sus actividades.

De igual forma, muchas personas que se quedaron sin trabajo debido al brote de coronavirus (COVID-19) y al cierre de tiendas departamentales, a la restricción de comercio en el primer cuadro de la ciudad y la medida de ‘quédate en casa’, comenzaron a salir en busca de una oferta laboral o de generar ingresos para sus hogares.

“Ahorita, pues la situación está difícil, no hubo chamba y los pocos ahorritos que tenía uno, pues ya se fueron; gracias a Dios, pues fueron saliendo trabajitos de varias cosas y con eso la fuimos pasando. Y pues ni modo, con virus o sin virus no queda de otra, hay que chambear y ver de dónde sale”, aseguró Jesús, quien salió en busca de que lo contraten para trabajos de plomería, carpintería y electrotecnia.

Un regreso desafortunado

En el mismo sentido opinó Inés, quien luego de estar en Estados Unidos, de donde regresó apenas el año pasado, se dijo desanimada debido a que los planes que tenía de iniciar sus propios negocios se vinieron abajo con la pandemia que azotó al mundo desde el pasado mes de marzo, cuando toda actividad comercial y económica se vino abajo. Ahora tendrá que emplearse.

“Ay no, mal, mal, la verdad que jamás pensé que fuera a estar así; te juro que de haber sabido ni me regreso, me hubiera quedado allá más tiempo, con trabajo seguro, ahorrando más y bueno, ya que pasara todo esto, pues venía. Pero ahorita vine, empezamos bien enero, febrero ahí íbamos y pum, de repente en marzo se cae todo; horrible, horrible, no hubo clientas, unos días tuve que cerrar y pues no generaba, ahí tenía que agarrar de lo que en teoría era para el negocio y ahorita ni negocio ni dinero, entonces pues a buscar”, dijo la estilista y maquillista.

Por otra parte, quienes fueron los principales afectados por el virus y sus daños colaterales, los comerciantes establecidos, aseguraron que con la cercanía del fin de la cuarentena se animan a retomar sus actividades, debido a que ya están llegando a un límite en el que es necesario generar recursos.

 

"No podíamos seguir así"

“Imagínate: de vender, ponle mil pesos al día, a de la nada empezar a vender 200 diarios, pues sí te afecta. Yo, la verdad, decía ‘bueno, va a pasar’, pero ya, ahorita viendo que pues ya muchos ya están abriendo, que varios ya abrieron desde hace dos semanas, pues me animé porque pues sí, estaba vendiendo pero no como se vende normalmente; entonces, pues hay que sacar para los gastos diarios, la luz, el agua, la renta… no podíamos seguir así, con 100 pesos diarios”, señaló Lety, que retomó las actividades en su local de productos naturistas y nutricionales, con ciertas restricciones.

Finalmente, en algunos puntos de la ciudad, durante un recorrido, Noticias Voz e Imagen pudo constatar que muchos negocios ya operan de manera normal aunque apegados a la ‘nueva normalidad’, que incluye medidas como la sana distancia, el uso de cubrebocas, gel antibacterial e incluso guantes.

Algunos comedores o cocinas ya tienen servicio de mesa y otros negocios, cuyos productos o servicios son considerados no esenciales, retomaron sus actividades; el argumento: hay que trabajar para generar recursos.