Retrasarán reapertura del culto religioso

TUXTEPEC, Oaxaca.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de las diócesis existentes en los diferentes municipios de los estados, como es el caso del obispado de Tuxtepec, dio a conocer los lineamientos para la reapertura del culto religioso en tiempos de pandemia, lo cual se va a retrasar ante la difícil situación que se enfrenta por el COVID-19.

En este sentido, la diócesis de Tuxtepec que preside monseñor José Alberto González Juárez, señaló que a pesar de que el pasado viernes el CEM, emitió los lineamientos para reabrir el culto religioso, esperará un poco más para poder iniciar la reapertura de las misas, por lo que estas acciones se tendrán que retrasar, por lo que todavía se enfrenta por la contingencia sanitaria, donde los casos han ido en aumento y para lo cual hay mantener las medidas preventivas y no relajarse.

Ante esto, se menciona que este jueves se reunirán los integrantes del consejo prebisterio de los 12 decanatos, además de la participación de los vicarios episcopales, así como rectorías, conventos y monasterios. Y en el caso de la Celebración Eucarística de difuntos no COVID, se realizan de manera discreta, con todas las acciones de prevención y con poca gente.

Y en lo referente al tema de los sacramentos religiosos como las confirmaciones y primeras comuniones, al estar ligados a los cursos escolares, se podrán reiniciar de manera paulatina. Mientras lo que son las ordenaciones sacerdotales y las bodas, es un tanto complicado, porque siempre implican fiestas y mucho contacto físico.

Por ello, en su caso, decidieron suspender tales enlaces matrimoniales por la pandemia, pues muchas parejas estaban anotadas pero prefirieron retardarlo para otro momento, porque no se deben permitir las aglomeraciones, ya que este tipo de celebraciones implica la reunión de una considerable cantidad de gente.

Por ello, remarcó que poco a poco se le notificará a la feligresía católica para cuándo habrán de volver a la actividad religiosa de manera normal; en tanto, las parroquias continuarán abiertas para que los fieles puedan acudir a realizar oración en el Santísimo, rezar el rosario y poder tener un momento de paz con Dios, que tanto urge en estos momentos.