Golpea COVID-19 al gremio médico en Oaxaca

Cardióloga del Hospital Regional del ISSSTE era atendida en la CDMX
Emilio Morales Emilio Morales

Oaxaca vive sus días de mayor contagio de COVID-19 con hospitales cerrados o en cuarentena, como el Hospital Regional de Alta Especialidad que desde el jueves anunció que no tenía espacio para atender a un paciente más. 

De los 606 casos acumulados anoche, el 23.5 por ciento (143) se dio entre el personal de salud, incluyendo dos defunciones previas porque el fallecimiento de la cardióloga Lourdes  Esther Cruz Martínez, adscrita al Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE, no se incluía aún en el conteo de anoche.

Confirman tercera defunción

El encargado de la oficina del ISSSTE en Oaxaca, Eduardo Arredondo Carrasco, confirmó el deceso de la especialista, quien recibía atención en un hospital de la Ciudad de México.

“Su cáncer estaba muy avanzado. La intención era trasladarla a Oaxaca, pero en eso le hicieron la prueba de COVID-19, salió positiva y falleció hoy (ayer)”, detalló sin saber si el deceso se va a cargar a la numeralia de Oaxaca, de donde era originaria la especialista, o a la Ciudad de México por haberse hospitalizado ahí.

En el Hospital Regional Presidente Juárez, donde el personal se ha quejado de atender sin el equipo de protección necesaria a pacientes de COVID-19, existen nueve trabajadores con un diagnóstico positivo: cuatro médicos, entre mujeres y hombres; tres enfermeras y dos personas de mantenimiento.

Además, en la Clínica Hospital de Huajuapan donde por falta de insumos de protección en áreas distintas a la COVID-19, 30 trabajadores iniciaron un aislamiento el pasado viernes; Eduardo Arredondo confirmó que la unidad se cerró a partir de este lunes.

“Únicamente estaremos atendiendo urgencias absolutas calificadas. El surtimiento de recetas se reiniciará el 25 de mayo”, se lee en un anuncio a derechohabientes. Además, este martes inician las pruebas para 30 trabajadores en aislamiento.

Incremento acelerado

Una semana bastó para triplicar la cifra de profesionales de la salud o personal de unidades médicas con una prueba de laboratorio que confirma que adquirieron esta nueva enfermedad.

Ayer, la delegada sindical en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, Laura Idalia Sánchez Chávez solicitó por escrito a la directora, Alba Vásquez Palacios, para declararlo en cuarentena para controlar un brote epidémico.

Pidió además se realice constantemente la sanitización y aplicación de pruebas de COVID-19 al personal para detectar casos entre el personal médico, de enfermería, apoyo y administrativo, además de que se reconozca el alto riesgo con el que trabajan.

Otro de los hospitales donde se detectaron al menos nueve contagios es el Básico Comunitario de Tamazulápam del Espíritu Santo, en la zona mixe, así como el Doctor Aurelio Valdivieso en la capital oaxaqueña.

Los Servicios de Salud de Oaxaca reportaron anoche que entre los 143 casos entre los profesionales de la salud, la mayor parte se concentra en el personal de enfermería con 73, le sigue el personal médico con 55, así como 14 laboratoristas y una mujer de otras áreas.