Despidos en Servicio Nacional de Empleo

Trabajadores del Servicio Nacional de Empleo fueron despedidos en plena pandemia bajo argumento de ajustes presupuestales para la reactivación económica a causa de la crisis por el COVID-19.

Mediante un oficio fechado el 6 de mayo el Gobierno de México a través del director General de Asuntos Jurídicos, Víctor Ricardo Aguilar Solano, informó al Secretario de Economía de Oaxaca, Juan Pablo Guzmán Cobián, que el Servicio Nacional del Empleo se encontraba imposibilitado para continuar aportando recursos.

“Como resultado de la reorientación del gasto público para financiar el Plan Nacional para la Reactivación Económica ante el COVID-19 y contrarrestar sus efectos negativos en la población beneficiando a 25 millones de familias en México”, indica el documento.

A nivel nacional 1 mil 250 empleados fueron despedidos, de los cuales 29 laboran en Oaxaca. Una de ellas es Gabriela Vázquez Manzano, quien tenía 17 años de antigüedad. La noticia "fue como un balde de agua fría porque además nos avisan en medio de una contingencia", indicó.

El 7 de mayo los jefes inmediatos dieron la noticia al personal. Vázquez Manzano indicó que hasta ahora lo único que les han ofrecido es el pago de la segunda quincena de abril que les adeudan y la primera de mayo. “Estamos en zozobra, ¿qué va a pasar con nosotros?”, indicó.

El personal de las 29 plazas que desaparecerían tiene dentro de sus funciones la vinculación entre la empresa y quien busca empleo, así también el enlace de jornaleros agrícolas hacia el extranjero y la dotación de becas.

“Nosotros somos la plataforma que tenemos el equipo necesario para tanto buscador de empleo, que seguramente crecerá con la pandemia”, destacó.

Las plazas que desaparecerían corresponden a personal contratado por honorarios con recursos subsidiados por el gobierno federal, no cuenta con prestaciones pero tiene una antigüedad mayor a 10 años.

Vázquez Manzano tiene 54 años y de su ingreso dependen 3 personas. “Dan ganas de ponerse a llorar porque llevo toda una vida trabajando en esto. Yo me pregunto ¿qué voy a hacer? Tengo 54 años, ¿a donde voy a ir, quién me va a emplear, sobre todo ahorita en la pandemia?”.