¡Por fin! ponen control en oficinas del INM

Sergio García Sergio García

Obert Choulloutte, es un migrante, haitiano que se ha ofrecido de manera voluntaria como traductor para el INM

Sergio García Sergio García

Obert Choulloutte, es un migrante, haitiano que se ha ofrecido de manera voluntaria como traductor para el INM

Tapachula.- Obert Choulloutte, es un migrante, haitiano que lleva 3 meses varado en la frontera sur de México, quien se ha ofrecido de manera voluntaria como traductor para el Instituto Nacional de Migración (INM) en las oficinas de regularización migratoria al sur de esta ciudad.

En la última semana en la oficina de trámite y regulación migratoria, donde se genera la aglomeración de cientos de personas para ser atendidos por el Instituto Nacional de Migración, Obert, es pieza clave, ha servido como traductor y enlace entre las INM y sus connacionales.

De manera voluntaria intenta controlar la fila de los haitianos, les pide que mantengan la sana distancia y que usen el cubrebocas antes de cruzar el cerco de seguridad, para evitar un contagio de COVID-19 y un posible enfrentamiento con los efectivos de la Guardia Nacional que resguardan el perímetro.

Choulloutte, también, ayuda a las autoridades federales y de Protección Civil a coordinar y organizar a sus connacionales que no hablan español para que exista un mayor control en las filas que se realizan para poder acceder a la oficina del Instituto Nacional de Migración (INM) ya que durante esta pandemia se les ha pedido que exista sana distancia y cumplan con las medidas sanitarias.

Luego de un inicio de semana desorganizado y turbulento en la oficina de trámite del INM por la lentitud de los agentes migratorios para atender a los extranjeros cubanos y haitianos, principalmente.

Este miércoles, Protección Civil de Tapachula extendió el perímetro sanitario, colocó vallas de metal a 300 metros del inmueble federal, a fin de reducir la multitud de personas.

La acción sirvió para tener más control, sumado al esfuerzo de Obert que dialoga y orienta a su connacionales.

Wilenr Olive, otro migrante de haitiano que se encontraba realizando tramites de visa humanitaria, solicitó a las autoridades federales agilizar sus documentos para poder empezar a trabajar, debido a que se han quedado sin recursos para poder sobrevivir.

Explicó que sin esta visa humanitaria, es imposible poder incorporarse a la vida laboral.

La mesura de los haitianos puede durar muy poco, porque muchos están desesperados, ya que la mayoría tiene entre 4 y 6 meses sin trabajo, por ello, claman ayuda a las autoridades, porque además están en riesgo de contagio del Coronavirus.

La mayoría de estos migrantes tramitan su visa humanitaria para asentarse en México, todos están en la mejor disposición de ayudar a las autoridades migratorias para hacer el trámite más rápido.

Cerca del perímetro algunos de los migrantes aprovechan para vender aguas, refrescos y comida.