Sin control el fenómeno migratorio

Sergio García Sergio García

Este inicio de semana, más de 300 migrantes en su mayoría haitianos y cubanos se aglomeraron en las instalaciones.

Sergio García Sergio García

Este inicio de semana, más de 300 migrantes en su mayoría haitianos y cubanos se aglomeraron en las instalaciones.

Sergio García Sergio García

Este inicio de semana, más de 300 migrantes en su mayoría haitianos y cubanos se aglomeraron en las instalaciones.

Sergio García Sergio García

Este inicio de semana, más de 300 migrantes en su mayoría haitianos y cubanos se aglomeraron en las instalaciones.

Tapachula.- Sin control y desorganización, cientos de migrantes buscan un lugar en una larga fila ubicada a unos 100 metros de la oficina de migración al sur de Tapachula, en medio de esta pandemia del COVID-19.

El Instituto Nacional de Migración (INM), es una de las dependencias federales, que aún permanece con los trámites para extranjeros causando aglomeraciones y enfrentamientos entre los mismos migrantes que buscan obtener una ficha para ingresar al inmueble federal.

Este inicio de semana, más de 300 migrantes en su mayoría haitianos y cubanos, sin sana distancia, sin cubrebocas y orillados por la autoridad migratoria a no respetar los protocolos sanitarios, aglomera la oficina de regulación del INM al sur de la ciudad.

El riesgo de contagio de COVID-19 es latente, porque los migrantes prácticamente, están uno encima de otro, esperando algunos con cita definida, desde la 2 de la madrugada a que abran esa oficina para ser atendidos.

Los haitianos responsabilizan de todo este desorden y aglomeración al Instituto Nacional de Migración (INM) porque cada día les cambia su fecha de cita, los hace esperar bajo el intenso calor y los atienden muy tarde.

Charles, es un migrante haitiano que lleva más de dos meses varado en esta ciudad fronteriza, es operador de grúas y técnico en ingeniero civil, pero el no tener documentos legales en México, no le permite trabajar y poder pagar sus servicios como renta y cubrir sus alimentos.

Refirió que muchos de sus connacionales, llegan a las oficinas migratorias, en busca de sus visas humanitarias en medio de esta pandemia del Covid-19, sin embargo, también consideró que hay ciudadanos inconscientes que se amontonan con el objetivo de poder obtener un papel para poder emplearse o seguir su camino.

“Tengo dos meses sin empleo, vine porque mi país tiene problemas económicos y seguridad, sin embargo, llegas a México sin poder trabajar y sin hacer nada, queremos nuestros documentos para trabajar”, explicó.

Otro de los extranjeros de nacionalidad cubana, que llegó a recoger su visa humanitaria, señaló que las autoridades federales, los citan para llegar su documento, pero les postergan el trámite, lo que causa la aglomeración de personas.

Fue después de las 11 de la mañana, que salió el personal de migración a atender a los migrantes que se mantenían aglomerados entre las vallas metálicas y otros debajo de árboles por las altas temperaturas que se han presentado en la región.

Al resto de extranjero, a través de una hoja les informaron que su cita una vez más, fue pospuesta.

Ahí mismo, se encuentra personal de la Guardia Nacional (GN) con equipo antimotines, para brindar seguridad y para evitar que se registren enfrentamientos entre la misma comunidad migrante.

Cámaras empresariales ven incongruente la actitud del gobierno federal, porque, mientras los empresarios en el centro de la ciudad son obligados por las autoridades a cerrar sus locales para reducir la propagación del virus, es urgente que  migración en Tapachula suspenda los trámites al menos en lo que permanece la pandemia.