Luna Silva, dinastía de alto voltaje en el basquetbol

Son una dinastía de alto calibre de juego y que marcaron época…

Las hermanas Gaby y Liz Silva forman parte de una generación dorada en el baloncesto femenil de primera fuerza en la ciudad, siendo bujías de la conquista de grandes triunfos y campeonatos en diferentes clubes.

Son herederas de una tradición en el deporte, ya que su padre, el que fuera un destacado practicante de lucha libre, Lince Negro, fue quien les inculcó el gusto por la actividad deportiva, ya que conformó un equipo infantil de baloncesto que tenía como base a sus hijas.

Esta quinteta tenía como nombre Talismán y de inmediato las hermanas Silva Luna dieron muestra de su gran talento, facultades y tesón.

Fueron campeonas durante 13 años consecutivos en la Liga de la Sierra Juárez, conquistaron el pentacampeonato en la Liga Municipal de esta ciudad.

Además, cosecharon 11 títulos en fila en la Liga de Basquetbol de PRI mientras en torneos de Santa María Atzompa se anotaron tres estrellas en forma consecutiva y en la Liga de la Copa Donají se adjudicaron el hexacampeonato, por mencionar algunos.

Gaby se ha desempeñado en la posición de movedora mientras Liz jugaba como ala.

Con Monarcas de San Martín fueron bicampeonas, y con Xiacui, pentacampeonas en la Copa Benito Juárez de la Sierra y que se efectúa anualmente en Guelatao.

El deporte las forjó

El deporte las forjó y se han apuntado varios encestes no sólo en el baloncesto sino en su vida en general, para seguir acumulando victorias fuera de la cancha también.

Actualmente, Gabriela Nashelly Silva, de 36 años de edad, es médico general y es egresada de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Para ellas, el denominado “deporte ráfaga” ha sido parte elemental al haber reforzado esa perseverancia, tenacidad y determinación para luchar por sus grandes metas.

“Es un orgullo para mí porque gracias al ejemplo que me dio mi padre y coach, Jesús Silva Ríos, de practicar este hermoso deporte al lado de mis hermanas Gabriela, Rebeca y Patricia, formamos un gran equipo donde fortalecimos valores como el compañerismo, el respeto.

“Más que una rivalidad o una competencia, siempre vimos y hemos visto al deporte como una oportunidad de convivir, de generar amistades con otras jugadoras. Y siempre disfruto ese ánimo que nos transmitimos en el equipo previo a cada juego”.

Así lo externa en breve entrevista con Xtremo-NOTICIAS, Lizeht Silva, de 31 años de edad y quien en la actualidad es prefecta de disciplina en el Instituto Luis Sarmiento de esta ciudad y, quien además es madre de familia.

Por cierto, Liz ha transmitido esa tradición familiar del deporte en su hija de nueve años de edad, quien corre en las justas atléticas o participa en diferentes torneos infantiles.

El legado

Cabe mencionar, que con el también tradicional equipo de baloncesto femenil, Logos, las hermanas Liz y Gaby Silva conquistaron seis campeonatos consecutivos en la Liga Municipal de Oaxaca de Juárez; además, participaron con esta escuadra en la capital de Puebla, en la Ciudad de México y Tehuacán.

Dentro de otro triunfos obtenidos en su larga carrera en el baloncesto de primera fuerza femenil, se encuentra el título con el equipo CDEPO en Santa Cruz Xoxocotlán, representando a la liga del diputado Daniel Gutiérrez.

Mientras que con el conjunto Construcciones Cazadores consiguieron la corona. Y por supuesto, representaron a Oaxaca en diferentes etapas y ediciones de la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil.

Por supuesto, las largas e intensas jornadas de entrenamientos, así como de juegos y compromisos en ligas dentro y fuera de la ciudad y el estado ha disminuido gradualmente, ya que la prioridad es su respectiva actividad laboral pero no olvidan la práctica del basquetbol y siguen participando en distintos circuitos.