Ajusta el INAH investigaciones por reducción presupuestal

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció una reducción presupuestal de al menos 42 por ciento para unos tres mil proyectos de investigación, que recibirían un máximo de 90 millones de pesos en lugar de 155 millones previstos.

En el oficio 401.3C.2-2020/238 del pasado 22 de abril, suscrito por la Secretaria Técnica del INAH, Aída Castilleja, se refieren las disposiciones del Gobierno federal para disminuir -por lo menos- 50 por ciento del gasto asignado a los capítulos de servicios generales y gastos de operación este año, en el contexto de la pandemia por COVID-19.

"La reducción se aplicará en gastos fijos (servicios, telefonía, luz, arrendamientos, seguros, etcétera), programas operativos sustantivos, Sistema Institucional de Proyectos (SIP), así como en obra pública", se lee en el oficio dirigido a coordinaciones nacionales, direcciones y escuelas.

Medidas de ajuste

Se recomienda privilegiar proyectos que incluyan lo mínimo indispensable de trabajo de campo, que permitan abatir rezagos en el trabajo de acervos y colecciones de bienes culturales y que se relacionen con la actual pandemia, entre otros aspectos.

La medida de ajuste, que se reflejará en el SIP -sistema que registra y da seguimiento a los proyectos de investigación, conservación y difusión que realizan investigadores, restauradores y arquitectos del INAH-, ha sido rechazado por el Sindicado Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia (SNPICD) del Instituto.

La organización gremial considera más viable ahorrar en el arrendamiento de inmuebles como el de Hamburgo 135, en la Colonia Juárez, sede del Instituto, que cuesta casi 5 millones de pesos al mes para, en cambio, ocupar instalaciones de propiedad federal, como el Palacio del Marqués del Apartado, perteneciente a la Secretaría de Cultura (SC) y actualmente sin uso.

Las propuestas

Esta y otras propuestas se presentaron el 22 de abril en un documento que la organización gremial envió a la titular de la SC, Alejandra Frausto, y al director del INAH, Diego Prieto.

Esperan una reunión para que de manera conjunta, autoridades y representaciones sindicales, acuerden cómo aplicar las reducciones, y no se decidan unilateralmente.

"No estamos de acuerdo con estos recortes al presupuesto, porque los proyectos, para que puedan cumplir su objetivo, requieren de un proceso y de la adquisición de materiales y de herramientas, así como de la contratación de personal, algunas veces", dijo en entrevista el secretario general del SNPICD, Gustavo Ramírez.

Tanto la investigación como la conservación del patrimonio son funciones sustantivas del Instituto, destacó.
"Si reducimos el presupuesto, de por sí magro, se pone en riesgo la efectividad de las funciones sustanciales".

Si se considera que el SIP concentra unos 3 mil proyectos, y dispondrán en conjunto de 90 millones de pesos, correspondería a cada uno poco más de 30 mil pesos en promedio, si bien alrededor de 280 no requieren presupuesto, detalla el arqueólogo, arquitecto y restaurador.

"No alcanza para nada"

"Esa cantidad, para un proyecto de investigación o de mantenimiento no es nada. Si pensamos en viáticos o en contratación de personal, difícilmente alcanza para más allá de un mes de trabajo".

Señala la contribución, no siempre reconocida, de las investigaciones del INAH en economía nacional.

"Si pensamos en términos de cuánto aporta el INAH al PIB del país por labores investigación, conservación y apertura de zonas arqueológicos, museos, centros históricos o por la operación de monumentos, comprenderemos que es mucho".

Estas actividades detonan otras, no relacionadas directamente con el Instituto, como transportación, alojamiento y de servicios, dijo Ramírez.

"Hay que hacer una reconsideración sobre el papel tan importante del Instituto en la economía nacional", apremió.

ASÍ LO DIJO

"No estamos de acuerdo con estos recortes al presupuesto, porque los proyectos, para que puedan cumplir su objetivo, requieren de un proceso y de la adquisición de materiales y de herramientas, así como de la contratación de personal, algunas veces".

Gustavo Ramírez

Secretario General del SNPICD