Kali es heredera de tradición en el ring

Empezó a practicar desde los 12 años

Desde su niñez y adolescencia comenzó a probar las diferentes técnicas de la lucha libre inspirada por su padre, Geométrico, quien ha sido un destacado gladiador y que, como ella lo define “por azares del destino no pudo llegar a las grandes ligas del pancracio”.

Conjuga el papel esposa, madre de familia, luchadora profesional y alumna de la carrera de psicología. Es la gladiadora Kali, campeona de un título nacional exclusivo para la rama femenil, el Campeonato Mundial de la WWS México.

Fue a los 12 años de edad cuando empezó a practicar la lucha libre de manera constante y conforme avanzó el tiempo incrementó la disciplina de preparación hasta llegar el momento de enfilarse a su debut, lo que requirió año y medio de arduos entrenamientos.

La mexiquense es actualmente campeona en México del cinturón de la Women Wrestling Stars (WWS), el cual conquistó en la ruleta femenil en la que ocho gladiadoras se midieron por el campeonato, saliendo ella con la mano en alto tras una aguerrida batalla campal.

Kali ha sostenido dos defensas del título de la WWS México, una de ellas en la Arena López Mateos ante Lady Cat, en agosto del 2019.

En entrevista con Xtremo-NOTICIAS durante una reciente visita a Oaxaca, reiteró estar abierta a cualquier reto para disputar su cinturón y seguir confirmando su calidad en el encordado y registrar un largo reinado.

Hace poco más de un año, Kali obtuvo otro de los títulos más importantes de la vida al convertirse en madre.

Y es que el ring no sólo encontró su mayor pasión deportiva, también al amor, a su hoy esposo, el también luchador Quetzal.

Pero ella tiene grandes aspiraciones y no sólo en el ring, también fuera de éste, ya que es alumna de psicología en el Tecnológico de Naucalpan, Estado de México.

Así, ahora forma parte de una familia de grandes luchadores, y es que su hermana también incursiona en este deporte bajo el nombre de Guerrera Star.

La lucha libre le ha dejado grandes amistades y valora inmensamente el apoyo de su padre, su esposo y de su hermana para seguir cada vez mejorando en su desempeño y alcanzando nuevos logros en el mundo de la lucha libre profesional.

Por lo pronto, extraña la actividad luchística ante la cuarentena por la pandemia mundial del coronavirus pero sigue las medidas de prevención y busca los mecanismos para improvisar y seguirse preparando en casa, y estar lista para cuando tenga que volver a subir al cuadrilátero y reanudar el apasionante espectáculo de la lucha libre.