¡Ciberfraudes, a la orden del día!

STAFFSTAFF

Recomiendan usar el equipo de cómputo para lo necesario y más si es equipo otorgado por las empresas.

Si bien el distanciamiento social  ha permitido a la población mantenerse en casa para protegerse del virus COVID-19, lo cierto es que esa estrategia también ha derivado otras situaciones de las cuales se debería prestar mucha atención.

Irving Calleja León, docente e investigador de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) sostuvo que uno de los fenómenos que se ha presentado y ha crecido durante la contingencia sanitaria ha sido el ciberfraude.

Los ciberdelincuentes, dijo, están al acecho de las personas que hacen uso de los dispositivos móviles o equipos de cómputos,  ya sea durante la jornada de Home Office, home School o en sus ratos de ocio.

“Permanecer más tiempo en casa también ha generado estar más  horas conectados a internet y eso  ha disparado los ciberataques de manera exponencial; los ciberdelincuentes nunca habían tenido tantas posibilidades de hacer fraude como ahora,” indicó el docente.

Plataformas como Zoom, precisó, no garantizan seguridad para quienes hace uso de esa aplicación, pues los datos que se ingresen pueden ser robados y vendidos en el mercado negro.

“Cuando tengan  una cita urgente en esta app, deben tener  la certeza que la reunión a las que se conectan  sean verídicas, porque lo que están haciendo es extraer las contraseñas  y venderlas” indicó Callejas Leon.

Otra de las estrategias que han comenzado a utilizar los ciberdelincuentes a través de redes sociales, envían  link con supuestas cifras y gráficas del COVID-19 para descargar, sin embargo al abrirlo, los lleva a un sitio fraudulento donde se descarga un Troyano.

“Es de acceso remoto (RAT) personalizado y único que toma capturas de pantalla, descarga archivos y más, en una campaña con el COVID-19 como telón de fondo” destacó.

De esa manera, también han hackeado consolas de videojuegos, organizaciones y a usuarios, en donde uno de sus principales objetivos es buscar contraseñas con las que se realizan operaciones de Banca en línea.

Recomendó usar el equipo de cómputo  para lo necesario y más si es equipo otorgado por  las empresas para hacer actividades de Home Office, “lo ideal es no abrir redes sociales, ni realizar trabajos personales en él, no instalar programas de desarrolladores desconocidos, ya que el equipo seguramente contendrá datos frágiles y privados de la organización; para cuestiones personales utilizar celular o equipo propio” recomendó.

Es importante, añadió, contar con antivirus actualizados para verificar constantemente las amenazas de ataques. En el caso de las contraseñas para correos o redes sociales estas deben ser robustas,  que sean poco identificables y no usar la misma contraseña para todas las cuentas.

Se debe tomar en cuenta que las instituciones bancarias no solicitan ninguna información personal o privada, por lo que si a algún usuario le llega un correo de esa naturaleza deberá hacer caso omiso o bien consultar a su institución bancaria para verificar la certeza del correo.