Intuban al 19 % de los pacientes por COVID-19 en Oaxaca

ArchivoArchivo

De las 106 personas que hasta ayer habían dado positivo a la prueba de COVID-19, 43 requirieron de manera inicial hospitalización y al menos en otras 10 más su estado de salud se agravó hasta terminar intubados en algún nosocomio, incluyendo a seis que fallecieron y cuyo manejo original fue ambulatorio.

Entrevistado al respecto, el director del Hospital Presidente Juárez del ISSSTE, Jesús Gonzalo López Cruz, consideró que esta semana que inicia representa la etapa más crítica de la pandemia en Oaxaca, por lo que la gente debe seguir el resguardo domiciliario.

Están 19 % intubados

Un análisis de los datos abiertos que el Gobierno Federal publicó al corte del 25 de abril permite contabilizar que 20 pacientes con COVID-19 fueron intubados, lo que representa el 19 por ciento de los 104 pacientes positivos hasta este sábado.

Pero para el corte del 26 de abril, en el caso de pacientes ambulatorios el campo del dato de intubación de pacientes del tipo ambulatorio ya no especificaba si fueron intubado, sólo se aplicaba de manera indistinta la respuesta “no aplica”.

De las 43 personas que requirieron hospitalización, entre las más recientes está un hombre de 50 años que reside en la Villa de Etla, quien ingresó al Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, ubicado en San Bartolo Coyotepec.

De acuerdo con personal médico de ese nosocomio donde suman dos defunciones de hombres adultos con COVID-19, existen ocho personas cuyo estado de salud es grave, lo que ha llevado a saturar el área que se destinó para atender a pacientes de este tipo.

Adicional a esos ocho pacientes, personal médico refirió que en el área de COVID-19 que se implementó en el Hospital de Zona Número Uno del IMSS Doctor Demetrio Mayoral Pardo, existen dos mujeres que reciben atención.

La información coincide con los datos abiertos del Gobierno Federal, la cual reporta que el 22 de abril el IMSS tuvo dos ingresos hospitalarios, una mujer de 62 años originaria de Oaxaca de Juárez, así como otra de 26 que cursa un embarazo y reside en la Villa de Zaachila.

En el Hospital de la Niñez Oaxaqueña doctor Guillermo Zárate Mijangos la familia originaria de San Juan Diuxi, a 115 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, acusó que el personal médico no les quería entregar el cuerpo de una niña de dos años que falleció por complicaciones de leucemia si no aceptaban firmar un documento donde se asentaba como causa de muerte la COVID-19.

Hospital del ISSSTE en cuarentena

A la par, una mujer con COVID-19 se estabiliza en el Hospital Regional Presidente Juárez del ISSSTE, de donde otras cinco personas han egresado durante la contingencia, mientras que un hombre de 66 años falleció el pasado jueves, lo que obligó a poner en cuarentena al menos a seis trabajadores que no utilizaron equipo de protección.

El director de ese nosocomio explicó que ese paciente ingresó el jueves “con un diagnóstico de insuficiencia cardiaca, la cual también causa dificultad respiratoria, pero al tomarle una placa identificamos infiltrado pulmonar, lo intubaron y ese mismo día fallece”.

Aunque la confirmación de la prueba la conocieron hasta el viernes, el cuerpo se entregó a la familia en una bolsa hermética y se aislaron a seis trabajadores, aunque pueden ser más los que estuvieron en contacto con el paciente, pero “tenemos el pequeño problema que al revisar el expediente se cruzaron dos turnos”.