SAT no da tregua a contribuyentes

STAFFSTAFF

Los contribuyentes lejos de que sean beneficiados, están siendo exhortados a contribuir en el cumplimiento de sus obligaciones.

Aunque el país se encuentra en  contingencia sanitaria por el COVID-19, los contribuyentes  no deben esperar prórrogas o beneficios, para presentar su declaración anual del ejercicio 2019, al contrario, como todos los años deben cumplir con dicha obligación antes del 30 de abril.

René Cruz Montalvo, investigador de la Escuela Bancaria Comercial, Campus Chiapas, destacó que pasar esa  fecha límite podría traer como consecuencia  multas y sanciones.

"Es una obligación para todas  las personas físicas que tengan dos o más patrones, es decir para el caso de ingresos por sueldos y salarios, o que dichos ingresos por sueldos y salarios rebasen los límites que señala la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR)"   

También están obligados, indicó el especialista, las personas físicas que hayan obtenido ingresos por servicios profesionales, arrendamiento y actividades empresariales, "todos tienen hasta el 30 de abril para presentar su declaración" reiteró.

Los contribuyentes lejos de que sean beneficiados, están siendo exhortados a contribuir con "un granito de arena" en el cumplimiento de sus obligaciones para obtener recursos que contribuyan a combatir la pandemia del COVID-19.

Recomendó  al contribuyente  no dejar para última fecha esta obligación, puesto que la plataforma ha presentado fallas y el proceso se ha tornado lento y eso me podría traer complicaciones y podría  tener notificación en sus buzón tributario.

"Después de tres días que a su buzón llega los requerimientos, el SAT da por hecho que se ha dado por notificado y eso puede derivar  que  el contribuyente se haga acreedor a multas, además de pagar actualizaciones y recargos de los impuestos no enterados" mencionó el experto.

Quienes hayan cumplido con dicha obligación, refirió, es muy probable que el saldo a favor que logren obtener puedan recibirlo a los tres días hábiles, sin embargo si el saldo a favor supera los 10 mil pesos, el contribuyente deberá contar obligadamente con Firma Electrónica (FIEL), CLABE interbancaria y nombre del banco donde el contribuyente recibirá el depósito correspondiente.

“También es importante contar con la contraseña o clave CIECF, pero lo que no te dicen es que si las empresas que te hicieron las retenciones no entregaron el impuesto retenido por los diversos conceptos que procedan,  tu devolución no procederá” apuntó el docente e
investigador,.

En ese caso, concluyó, el SAT no  devolverá un impuesto que no haya recaudado antes de otro contribuyente y para obtener la devolución para esos caso el procedimiento se volverá tedioso, remató.