Promueve CaSa la gráfica tradicional menos tóxica 

El CaSa es el primer centro cultural ecológico de América Latina

Interesado siempre en el cuidado del medio ambiente, cuando el artista Francisco Toledo ideó el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) propuso que fuera amigable con el ambiente. Así surgió el primer centro cultural ecológico de América Latina.

El CaSa cuenta con un Taller de Gráfica Tradicional donde, a decir de Javier Antonio, coordinador del taller, se han preocupado por mantener el aspecto ecológico y trabajar con un proceso que es menos tóxico.

 Además de este taller, otras áreas de producción también buscan impactar lo menos posible en el medio ambiente, como también sucede con el Laboratorio de Fotografía Análoga que utiliza reveladores ecológicos y el taller de teñido con tintes naturales.

Javier Antonio explicó que “para hacer gráfica de la forma tradicional se ocupan muchos procesos donde se involucran solventes que son muy corrosivos y ácidos. Estas sustancias suelen ser agresivas tanto para las personas que trabajan con ellas como con el medio ambiente”. 

En el CaSa se implementó el uso de un método que se llama grabado electrolítico. Antonio detalló que “se trata de un proceso menos tóxico en el que se involucran dos factores muy importantes que son la energía eléctrica y una solución salina que es a base de sulfatos. Mediante esta solución se logra el intercambio de iones entre dos placas: la que deseas grabar y una que sirve como receptor de todo el desecho de la placa que se está grabando”.

El encargado del Taller de Gráfica Tradicional comentó que este método tiene sus principios en el galvanismo, “un proceso menos tóxico en el que  puedes manipular las placas cuando se están trabajando. No genera gases, tampoco ningún tipo de toxina que pueda ser agresiva para las personas que están trabajando con este método”.

Todos los diplomados y talleres de gráfica en el CaSa que implique grabar sobre metal, utilizan este proceso.

Antonio dijo que el CaSa no utiliza ácidos. “En el taller tenemos todas las herramientas necesarias para hacer un proceso menos tóxico y también tenemos talleres y cursos donde se enseña cómo llevar a cabo este proceso”.

El CaSa tiene un programa enfocado a desarrollar este proceso. Se trata de la Escuela de grabado menos tóxica, un programa coordinado por el artista Demián Flores y que se ha hecho una vez al año durante cinco años.

A través de este programa, el alumno conoce las diferentes técnicas y procedimientos del grabado electrolítico, el manejo de materiales y herramientas, además del equipo de electrólisis para la realización de procesos gráficos menos tóxicos con el que cuenta el Centro de las Artes de San Agustín.

El objetivo es conjugar la teoría y la práctica, de manera que el alumno investigue, conozca, experimente con técnicas gráficas y de estampación menos tóxicas.

El CaSa se encuentra en la comunidad de San Agustín Etla, Oaxaca, su sede es la ex fábrica de Hilados y Tejidos La Soledad, fundada en 1883 y abrió sus puertas como centro cultural el 21 de marzo de 2006.