Crisis del coronavirus impulsa ventas a través de redes sociales

Con restricciones que podrían tener una duración de entre 3 y 18 meses, la humanidad se estaría enfrentando a una pandemia como no se había visto desde hace más de un siglo. Esto, sin lugar a dudas, ya estaría teniendo un efecto directo en la economía, que responde con pánico y cambios de tendencia inesperados.

Uno de estos es el vuelco de los compradores hacia el consumo a través de redes sociales, que en países de la región ya habría registrado un crecimiento cercano al 30% en tan solo un par de semanas. Pero, ¿cómo se estaría presentando este impulso en el comercio digital? Primero tenemos que comprender el contexto.

Impacto del coronavirus en el comercio

Uno de los sectores que más afectados se ha visto a causa del coronavirus es el comercio, que debido a las medidas de cuarentena y distanciamiento social ha perdido gran parte de sus clientes habituales. Solo el comercio de bienes básicos, como alimentos o medicinas, ha logrado mantener cierta estabilidad en las últimas semanas.

Sin embargo, es una historia completamente distinta cuando hablamos del comercio a través de redes sociales ya que, al estas ser los principales de canales de comunicación digital con los que cuenta buena parte de la sociedad, se han convertido en la plataforma ideal para la compra y venta de bienes, sean estos de primera necesidad (alimentos, higiene, medicina) o complementarios (moda, belleza, tecnología).

Vender en Instagram

Es por eso que muchas personas están deseosas por encontrar consejos para vender por Instagram durante la cuarentena, sin embargo, no hay respuestas mágicas: debemos desarrollar un plan de mercadeo integral que tome en cuenta las nuevas necesidades del consumidor, pero que no se salga demasiado de los patrones habituales.

Esto puede incluir la creación de contenido de valor (como detrás de escena o guías de uso), el uso de fotos de calidad que inviten al consumo, los concursos o campañas de descuento, los testimoniales, entre muchas otras iniciativas.

Si bien hacer dinero es la meta de todo negocio, la realidad es que en tiempos como este debemos ser responsables y respetuosos con la situación que atravesamos: no podemos incentivar el pánico para incrementar la demanda de productos seleccionados, sino que debemos acompañar al cliente y guiarlo hacia un proceso de consumo responsable.

La presión sobre personalidades y vendedores personales

Momentos como estos también incrementan la presión que tienen los influenciadores y otras figuras públicas al comunicarse mediante redes sociales, ya que la naturaleza informal y personal de las mismas puede llevarlos a hacer comentarios poco informados, o incluso a tener un mal timing en el lanzamiento de productos, lo que puede significar un daño irreparable a su reputación.

Casos como el de la personalidad y emprendedora digital venezolana Sascha Fitness, pueden utilizarse como una guía a seguir durante periodos como este. Gracias a la naturaleza de su personalidad digital (enfocada en la salud), esta empresaria ha dedicado todos sus canales comunicacionales para no solo compartir contenido sobre buenas prácticas, sino también para potenciar la venta de sus proteínas en polvo.

Al tener una imagen bien posicionada en ayudar a las personas a mejorar la salud, ha logrado capitalizar la situación sin tener que realizar grandes cambios en su estrategia, y sin herir sensibilidades en el camino.

Las semanas que están por venir serán vitales para los emprendedores digitales, quienes no solo verán de primera mano el incremento del tráfico en sus tiendas, sino que además tendrán que desarrollar estrategias altamente atractivas para poder relucir en un canal de ventas cada vez más saturado.