Gladiadores extrañan al público

El coronavirus es como aquel rudo que se vale de las artimañas más viles para lograr la victoria, por lo que esperan que las llaves y técnicas más efectivas de los técnicos funcionen para atacar al COVID-19 y salgan nuevamente con los brazos en alto, y el bien vuelva a triunfar…

Ante la pandemia mundial no puede haber eventos de lucha libre, lo cual afecta de alguna forma a los gladiadores. Las funciones han sido suspendidas en todas las arenas.

Debido a que los gimnasios se encuentran cerrados, a pesar de que entrenan en casa, no pueden hacerlo con la misma eficacia, por lo cual incluso se presiente que no podrán estar en forma ni física ni habilidosa ni técnicamente para cuando por fin puedan volver al ring.

Encima de ello, el aplauso del público para los luchadores es también como parte del oxígeno que requieren en su existir y hoy no pueden disfrutar.

Por ahora, ante la pandemia mundial del coronavirus, las máscaras están guardadas al igual que las luces de la arena se han apagado.

AFECTA EN LO ECONÓMICO

“En mi caso es un ingreso extra, casi todos hacemos esto por pasión; sin embargo, la pandemia nos ha alejado de nuestro deporte, del entrenamiento en el gimnasio y de la arena.

“Muchos nos estamos ejercitando por nuestra propia cuenta en casa pero no es lo mismo, por ejemplo, hay quienes no tenemos un espacio ni siquiera para hacer pequeñas evoluciones de lucha libre y cuando toda vuelva a la normalidad vamos a volver muy “tiesos”.

“Así que también nos está afectando anímicamente por no poder convivir con el público y sentir los aplausos y la vibra de las funciones”, comenta el Ángel Supremo en entrevista con Xtremo-NOTICIAS.

“A la mayoría nos afecta, ya que no hay lugares donde entrenar porque podría haber riesgo de contagio, y lo primordial es la salud de todos.

“Pero en lo económico también influye, ya que ese dinerito extra sería de gran ayuda ante la situación que estamos atravesando”, comenta Galactor, de 19 años de edad, quien combina sus estudios de nivel preparatoria con un trabajo de medio tiempo.

CANCELAN FUNCIONES

El propietario de la Arena Acuario en la ciudad de Oaxaca relata que en la pandemia por el coronavirus fueron cancelados varios eventos, ejemplifica que en los primeros días de la contingencia sanitaria “ya habían sido contratados luchadores de la Ciudad de México, a los que se les había enviado anticipo de garantía pero nos tuvieron que cancelar la función”.

“Espero que pronto se supere todo esto que nos afecta a todos”, añade el también luchador y de nombre Acuario.

“Mi pasión es la lucha libre. El deporte no ha muerto, creo que es una pausa para que tomemos conciencia sobre algo… Afecta de alguna forma en lo económico, en mi caso además de ser luchador, también soy bailador de fitness y no tengo actividad en ninguna, y siendo padre de tres hijos, siempre afecta”, señala El Consentido, con 16 años en la práctica de la lucha libre.

Así, los luchadores oaxaqueños esperan que pronto pueda superarse la crisis de la pandemia mundial por el coronavirus y subir de nueva cuenta al cuadrilátero para seguir luchando sin límite de tiempo…