Riesgo sanitario en La Joya por falta de obras

Lleva años en malas condiciones

El olor que se percibe al dar vuelta sobre la avenida Montoya, con rumbo hacia la calle Artículo 48, es pestilente e insoportable.

Tan solo en ese tramo, desde el acceso de la avenida hasta el cruce de la mencionada calle con Escalante (no más de 300 metros), punto en el que se encuentra dañado el registro por donde se fugan las aguas negras, hay lodo seco, pequeños charcos de agua y moscas, además de tierra y piedras que la lluvia arrastró desde la parte alta.

Se trata de un desperfecto en la colonia La Joya, ubicada en San Martín Mexicápam, en Oaxaca de Juárez. Exactamente donde se cruzan ambas calles, hay un registro del drenaje que, de acuerdo con la señora Luz, vecina de Artículo 48, es un problema de hace un par de años al que ni SAPAO ni las autoridades han querido dar solución.

“Lo que pasa es que se llena todo de tierra por dentro y el agua empieza a brotar por ahí, porque la misma tierra no deja correr el agua”, asegura la mujer mientras señala la coladera, sepultada en medio del lodazal que quedó tras las dos lluvias de la semana pasada.

“Vienen los de SAPAO y nomás le levantan ahí para que el agua medio se vaya; ya que se fue, ya que no hay charcos, la vuelven a poner y ya, pero eso es desde el año pasado creo, si no es que más que está así”, cuenta Luz.

En la zona, según pudo constatar Noticias Voz e Imagen, habitan principalmente personas que rentan allí, como el caso de la entrevistada, quien detalló que al ser solo una o dos familias las que tienen su vivienda propia en la zona, el desinterés por el bienestar de la infraestructura social es grande y notorio.

“Pues aquí rentan, allá también rentan, yo también rento… realmente son pocos los que viven aquí y casi ni están; la mayoría, pues nada más vienen por su renta, cobran, se van y tú págame; ni les interesa si está bien la calle o no. Han de decir ‘ahí que se inunden’ seguramente”, relata la vecina.

Esta situación de ‘olvido’ por parte de los propietarios de las casas y los terrenos ha derivado en malas condiciones para quienes sí viven en esta zona de La Joya; pues, de acuerdo con la señora Luz, cuando se inunda o en época de lluvias, padecen lo indecible. La preocupación crece, apunta, porque hay niños y adultos menores que viven en la zona.

“El olor es insoportable, ahorita está desde allá, desde la curva y desde la entrada al campo el loderío que quedó de las lluvias… y eso que fue poquito, ahora imagínate en tiempo de aguas cómo se pone. Cuando se inunda, tenemos que pasar con la cara tapada por el olor; tenemos que ir de puntitas en las banquetas y a veces ni podemos pasar porque el agua llega hasta allí donde están los escaloncitos (un montículo con tres peldaños que mide alrededor de un metro de alto). Ahora, hay niños, hay abuelitos y si quieren salir y está la laguna aquí…”, dice molesta.

Hasta el momento, en la zona no hay rastros de que se hayan realizado trabajos de limpieza o desazolve; sin embargo, las lluvias de la semana pasada dejaron expuestas las malas condiciones en que se encuentra el drenaje de esta zona de La Joya.

Por ahora no se han registrado brotes de alguna enfermedad como Dengue pero, de seguir así la situación, la presencia de moscas, mosquitos y pequeños charcos de agua estancada, podría convertir la zona en un foco de infección sanitaria.

“El olor es insoportable, ahorita está desde allá, desde la curva y desde la entrada al campo el loderío que quedó de las lluvias… y eso que fue poquito, ahora imagínate en tiempo de aguas cómo se pone. Cuando se inunda, tenemos que pasar con la cara tapada por el olor".

Doña Luz

Vecina de Artículo 48