Canasteras piden apoyo a autoridades para cumplir con la cuarentena

Agencias Agencias

LAS “CANASTERAS” se manifestaron a las afueras del palacio municipal para solicitar al gobierno, recursos económicos para poder permanecer en cuarentena.

Las actividades en el espacio público ha bajado, principalmente, en los comercios informales debido a la actual emergencia sanitaria por el COVID-19; las “canasteras” como se les denomina a las vendedoras ambulantes continúan saliendo a vender su mercancía en las calles de la capital chiapaneca, por lo que se manifestaron a las afueras del palacio municipal para solicitar al gobierno, recursos económicos para poder permanecer en cuarentena, debido a que ellas viven al día.

Las canasteras mencionaron que sus ventas diarias son de aproximadamente de 70 a 80 pesos, cuando antes era de 150 pesos.

“El problema que estamos enfrentando es del COVID-19, y han bajado las ventas tenemos que pagar transporte y alimentación, incluso el baño público”,agregó María Isabel, canastera tradicional.

Son alrededor de 100 mujeres agrupadas en el primer cuadro de la ciudad, las cuales venden dulces, elotes, pan, frutas y verduras.

Declararon que la instrucción es levantar a toda canastera que se encuentre vendiendo en las calles del primer cuadro de la ciudad, fue el mensaje que les dejaron los fiscales a las señoras que hasta este fin de semana aún tenían sus vendimias en las aceras que rodean el mercado Juan Sabines.

“No tenemos dinero y además no recibimos ningún recurso de parte del gobierno, por eso, si quieren que no vendamos pues que nos apoyen”, añadió María Isabel.

Precisó que la notificación que les dieron de manera verbal fue para prevenirse del coronavirus. No estamos en desacuerdo con ello, dijo, pero que el edil se ponga la mano en el corazón y vea que no tenemos dinero.

Aseguran que quieren respetar la cuarentena, pero necesitan apoyo del gobierno para poder mantenerse seguros en sus casas sin exponerse al contagio por el COVID-19, “sabemos de lo peligroso de este virus y lo contagioso que es, vemos las noticias y nos da miedo ver como mueren miles de personas en otros países, pero no podemos encerrarnos sin comida.

Se prevé que esta contingencia se extienda al menos un mes, hasta el 30 de abril, un período en el que los vendedores ambulantes serán otro de los sectores profundamente afectados por el coronavirus.