Locatarios del Mercado de Abasto de Oaxaca se organizan contra la delincuencia

En el pasillo a un lado de la calle Mercaderes del Mercado de Abasto de la capital oaxaqueña hay cartulinas colgadas que tienen consignas como “ni un niño menos” y “no pierdas de vista a tus hijos”.

De acuerdo con los locatarios, después de haber visto el caso de Fátima, una niña de 7 años que fue asesinada en febrero, decidieron organizarse y proteger a todos los niños que visiten el mercado.

“No ha pasado que se pierda un niño o que se lo roben, pero no queremos que pase. Sí vemos que vienen personas y no agarran de la mano a los niños, aquí hay mucha gente y se pueden perder”, comenta Jacqueline Ruiz, locataria de la zona húmeda.

Mientras la comerciante explica el porqué de las cartulinas en las que se lee “ni un angelito más”, pasan madres de familia viendo su lista de mandado o con las manos ocupadas mientras sus hijos caminan a su lado.

Por su parte, otro locatario afirma: “Hubo un tiempo que se habló de muchos casos de niños robados y asesinados, por eso no organizamos para que si ven algo extraño, los padres de familia recurran a nosotros y los ayudemos”.

Asimismo, señaló que tratan de hacer conciencia en los padres de familia a que no dejen solos a sus hijos.

“También hay muchos compañeros que no tienen a sus niños en sus lugares, por eso también nosotros nos organizamos para echarles un ojo”, agregó.

El comerciante señaló que como locatarios han tomado estas medidas de seguridad ya que durante la noche, esa zona está oscura, al no contar con alumbrado público, además de que a pesar de tener el módulo de policía, no es suficiente.

“Nosotros trabajamos a oscuras, pues nos vamos a las 11 de la noche, por eso hemos tenido que contratar seguridad privada para que vigile la zona”, señaló.

El locatario relató que ellos mismos se han organizado para atrapar a los ladrones, pues la mayoría de veces son menores de edad y los policías no se los llevan, “y por eso esa banda trabaja con puros menores de edad porque ya saben que no se les hace nada”.