Sigue Kurt Cobain sonando 

Hace 26 años, una de las voces más importantes del grunge a nivel mundial tomó una pistola y acabó con su vida.

Kurt Cobain, quien fuera líder del grupo Nirvana, dejó huérfanos a miles de fanáticos que seguían su música desde finales de 1985, cuando la agrupación se fundó.

Era un martes 5 de abril cuando decidió darse un tiro en la cabeza, tan sólo tenía 27 años; su cadáver fue encontrado 3 días después en su casa en Seattle, Estados Unidos.

El creador de uno de los himnos más representativos de la Generación X, "Smells Like Teen Spirit", fue sobreviviente de una infancia difícil, del bullying por parte de sus compañeros de escuela y, al final, aunque sus padres querían que se enlistara al ejército, él decidió "desperdiciar su vida" al comprar una guitarra y comenzar a escribir rolas.

Y aunque Cobain tenía mucho talento, fue justo en esa época cuando se encontró con una amante que lo acompañaría hasta el final de sus días: la heroína.

Fue en 1989 cuando su disco Bleach llegó a muchos chicos, sin embargo, el disco Nevermind (1991) volvió a la agrupación casi de culto, incluso Kurt fue llamado el vocero de la Generación X, algo que no le agradaba del todo.

Sin embargo, el compositor pensaba que la visión que presentaba en sus canciones había sido malinterpretada y estaba harto que los medios se concentraran en sus problemas personales con su esposa Courtney Love.

Durante los últimos años de su vida luchó contra la depresión y sus vicios; según la investigación de su muerte, después de haber consumido una alta dosis de heroína, se disparó con una escopeta calibre 20.

Actualmente, Nirvana sigue siendo una banda fundamental entre los amantes del rock, sobre todo aquellos que gustan del grunge, junto con bandas como Alice in Chains y Pearl Jam.