Advierten colapso en Hospital de la Niñez por atención a pacientes con COVID-19

A pesar de habilitar el área que con ocho camas y cinco ventiladores mecánicos se encargará de atender infantes con complicaciones por el COVID-19, personal y directivos del Hospital de la Niñez Oaxaqueña doctor Guillermo Zárate Mijangos advirtieron el riesgo de un colapso por la falta de especialistas, insumos y equipo de bioseguridad.

Fidel Cabrera Velásquez, subdirector administrativo que desde principios de marzo está a cargo del hospital por la renuncia del ex director Efrén Emmanuel Jarquín González, reconoció que si de manera esporádica siguen llegando pacientes con sintomatología de COVID-19 y Oaxaca no entra al escenario tres (donde en el país los casos ya se cuenten por miles), tienen la capacidad para operar sin tantas complicaciones por dos o tres semanas más.

Con la cancelación, desde la semana pasada, de la consulta externa, cirugías ambulatorias, suspensión de servicios en otras áreas no urgentes y la referencia de pacientes a unidades de segundo nivel, este hospital de especialidades pediátricas redujo en un 40 por cierto su operatividad, pero a la par alrededor de la mitad del personal no asiste porque "están embarazadas, presentaron un certificado de que tienen una enfermedad crónico degenerativa o son mayores de 60 años", lo que les hace vulnerables a complicaciones por COVID-19.

Para la delegada del nosocomio que se ubica en San Bartolo Coyotepec, Erika Griselda Méndez Pérez, la situación es preocupante porque se fueron entre 130 y 150 trabajadores que por sus características son población de riesgo ante el COVID-19, pero los Servicios de Salud de Oaxaca "no hay dicho si van a pagar a quienes puedan doblar turno o si contratará al personal eventual que requerimos para enfrentar la contingencia".

Con lo mínimo

Delegada y encargado de la dirección coincidieron en entrevistas por separado que mientras no se incremente la afluencia de casos sospechosos de COVID-19 los cubrebocas, guantes y equipo de protección alcanzaría para dos o tres semanas, pero se requiere tener mínimo para tres meses y para el resto de áreas como terapia intensiva, inhaloterapia y asilados que tiene contacto directo con paciente.

Autoridades estatales y federales, algunas fundaciones y organizaciones no gubernamentales han entregado gel antbacterial, guantes, cubrebocas y equipo de protección al Hospital, para tener hospitalizados a alrededor de ocho pacientes de COVID-19, luego de que se hizo una reconversión del hospital, pero "en la siguiente etapa de la contingencia estaríamos superados".

La delegada resaltó la aparente tranquilidad que tenían de saber que los pacientes de COVID-19 se iban a referir al Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño en Reyes Mantecón, agencia que también pertenece a San Bartolo Coyotepec, "pero como no ha funcionando, nosotros somos centro de referencia".

Y advirtió "Si llegamos a tener cuatro pacientes en el área de COVID-19 los insumos alcanzarían para una semana. Los cubrebocas se están consiguiendo cada dos o tres días, sorteando el desabasto que nosotros venimos arrastrando desde meses atrás, exponiendo al personal a riesgos".

Otro pendiente es que el titular de los Servicios de salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, cumpla su promesa de nombrar a partir del 1 de abril al nuevo director o directora, por lo que el hospital, ya que desde antes de la renuncia del anterior hubo inconformidades que llevaron a nombrar al subdirector administrativo como encargado.

 "Si llegamos a tener cuatro pacientes en el área de COVID-19 los insumos alcanzarían para una semana".

Erika Griselda Méndez Pérez

Delegada del HNO