Adriana reajusta preparación para llegar a julio en forma

Luego de que toda la actividad del mundo del triatlón fuera postergada nuevamente, ahora con aplazamiento para junio, la triatleta oaxaqueña de carácter internacional y quien se ha formado en el alto rendimiento en Jalisco, Adriana Carreño, trabaja en detalles técnicos en los cuales no puede enfocarse con tal dedicación durante los macrociclos para las competencias de alto calibre.

La multimedallista de oro y de varios metales en Olimpiada Nacional representando a Jalisco, así como también campeona de Universiada Nacional como representante de igual forma de una institución educativa jalisciense, reconoce que en principio fue un golpe doloroso la suspensión de los seriales de triatlón ante la preparación que ya venía realizando.

Sin embargo, enseguida antepuso el hecho de que lo importante por el momento es la salud de todos los mexicanos, por lo que a lado de su entrenador, Luis Miguel Santibáñez, optó por cambiar su programa de entrenamiento y concentrarse en aspectos también de gran relevancia en la práctica de esta demandante disciplina que incluye natación, ciclismo y carrera a pie.

“Al inicio de la contingencia por el coronavirus cuando nos dimos cuenta que se cancelaron varias competencias, entre ellas una de las más importantes y para la que me estaba preparando, significó un golpe emocional muy fuerte para mí.

“Te desanimas y te llegas a preguntar ¿Entonces para qué entrene tan duro? Pero después de analizar y mantener la calma confirmas que son situaciones que no están en tus manos y que hay que afrontarlas de la mejor manera”, comentó Adriana Carreño.

“Conforme siguió avanzando el tiempo, me di cuenta que la situación no me permitiría competir en mayo, así que mi entrenador y yo platicamos sobre el problema y la temporada, por lo que decidimos irnos despacio.

“Y retomamos áreas de entrenamiento que en etapa competitiva no se pueden hacer como lo es la técnica, trabajo de fuerza, entre otros aspectos, para estar al cien para julio próximo”, agregó en entrevista con Xtremo Deportes.

Y es que en dicho mes, el primer evento de Adriana Carreño en su retorno a la actividad y en el regreso propio de las acciones del triatlón mundial, sería el Challenge de San Gil, Querétaro, el cual es uno de los eventos de larga distancia más antiguos y legendarios de México.