Semana Santa en Oaxaca: vía streaming

Las redes sociales se llenarán de fe

El brote de coronavirus (COVID-19) a nivel mundial, justo en estas fechas en las que la religión católica refuerza su fe, afectó a las celebraciones y dejó sin posibilidades de congregarse a la feligresía. Sin embargo, gracias a las redes sociales, los devotos podrán mantenerse al tanto de lo que pasa en sus iglesias.

“A través de los medios digitales, pues estamos haciendo estos servicios y pues toda la Semana Santa la vamos a llevar a cabo, todos los oficios, ninguno vamos a omitir”, aseguró Fray José Esteban Cruz Salinas, de la O.F.M. del Convento de San Francisco, en Oaxaca de Juárez.

Esto, debido a que, por órdenes de las autoridades eclesiásticas y gubernamentales, quedaron suspendidos todos los actos religiosos en donde se registraran congregaciones masivas. Esta situación, comentó el fraile, llevó a la comunidad católica a emplear métodos que, hasta ahora, eran poco requeridos.

“Todos los oficios se van a llevar a cabo aquí, a puerta cerrada, desde el Domingo de Ramos. Ninguna se va a omitir, de hecho hoy (ayer) se está llevando a cabo el oficio de las Lágrimas de María, del Viernes de Dolores y pues así vamos a seguir con Domingo de Ramos, jueves, viernes y el sábado, el Triduo Pascual”, señaló.

La fe, tocada

Pese a que hay alternativas para mantenerse congregados en espíritu, la comunidad católica de distintas iglesias ha visto minado su ánimo debido a que sienten que ‘les quitaron’ la oportunidad de, un año más, acercarse con mayor fuerza a Dios.

“Pues se siente feo, este año no va a haber la Pasión de Cristo, no vamos a poder venir a misa aquí a la parroquia y no se va a celebrar a Dios Nuestro Señor como se debe”, dijo la señora Margarita, asistente a la iglesia de Felícitas, en Santa Lucía del Camino, en donde también alistan todo para oficiar las misas vía streaming.

El panorama, desolador y hasta lleno de tristeza, ha calado hondo en el sentir de la comunidad católica. Así lo manifiesta Fray José Esteban.

“Tenemos una invitación de las autoridades del sector salud y las circulares que ha mandado el arzobispo de ayudar en esta situación que estamos viviendo con la cuestión de la pandemia, de hacer los actos litúrgicos a puerta cerrada, sin presencia de los laicos, quienes lamentablemente se verán disminuidos en su fervor y los actos en su dimensión esplendorosa”.

Y añadió que el sentir de la feligresía es unánime, pues la noticia de la suspensión de congregaciones por la contingencia epidemiológica llegó de un momento a otro.

“Por un momento yo creo que todos sentimos esto, lo que genera este anuncio, tristeza porque nos agarró en un tiempo en donde más se incrementa el fervor, la devoción, el amor a los misterios del Señor en Semana Santa y pues todo esto se quitó; entonces, pues sí fue un anuncio difícil de poder asimilar, aceptarlo”, mencionó.

Sacar lo positivo

De cara al futuro, cuando esta pandemia haya pasado, Fray José Esteban asegura que miembros de la comunidad del convento de San Francisco le han hecho saber que tienen confianza y fe en que Dios les infundirá fuerza para salir adelante.

“Dicen que no hay mal que por bien no venga y nosotros lo hemos entendido. Lo que quiero decirte es que al pasar los días, pues hemos estado en comunicación por este medio digital y la gente nos ha demostrado su solidaridad, nuestra familia son ellos y los extrañamos en los momentos de Eucaristía, actos de piedad, sacramento de la Reconciliación…”, comentó.

Incluso, señaló que a través de redes sociales se ha convocado entre la comunidad católica a usar señales para cada día de la Semana Santa, como un listón blanco, una palma o una flor.

Cabe destacar que el templo de San Francisco se abre a las 6 de la mañana y se cierra a las 7 de la noche, de manera que la gente que desee acudir, puede hacerlo siempre y cuando respete las medidas implementadas por las autoridades.

“Dicen que no hay mal que por bien no venga y nosotros lo hemos entendido. Lo que quiero decirte es que al pasar los días, pues hemos estado en comunicación por este medio digital y la gente nos ha demostrado su solidaridad, nuestra familia son ellos y los extrañamos en los momentos de Eucaristía, actos de piedad, sacramento de la Reconciliación…” Fray José Esteban Cruz Salinas, Miembro de la O.F.M. del Convento de San Francisco.