Asesinan a veterinario en estacionamiento de Oaxaca

Un veterinario fue ejecutado a balazos cuando se encontraba en un estacionamiento del centro de la ciudad capital de Oaxaca de Juárez.

Su agresor, fue detenido por elementos de la Policía Municipal cuando pretendía darse a la fuga y quedó a disposición del agente del Ministerio Público.

De acuerdo con el reporte de la policía, los hechos ocurrieron a las 10:18 horas de ayer cuando el veterinario y mototaxista, Zótico A. G., intentó esconderse dentro del estacionamiento ubicado en la calle de Zaragoza, entre Bustamante y Miguel Cabrera en la ciudad capital.

Al llegar al estacionamiento, se sentó junto a un taxi, pero a ese lugar arribó el presunto homicida, Raúl L.S.R. o Moisés R.M., de 45 años de edad, quien sacó una pistola calibre 9 mm con la cal disparó en cuatro ocasiones en contra del profesionista.

El doctor quedó tendido en el lugar, en tanto el presunto homicida salió para tomar la calle de Zaragoza y seguir por Bustamante.

Personas que estaban en el lugar alertaron a la policía y personal de socorro, por lo cual al lugar se desplazaron los elementos de la policía municipal y la Cruz Roja Mexicana.

Con las características aportadas, los policías recorrieron la calle de Bustamante y en la calle de Arista fueron alertados que el presunto sicario abordó un taxi para seguir con la huida.

En el taxi fue detenido Raúl de 45 años de edad y quien portaba una pistola calibre 9 mm, por lo cual fue llevado al cuartel de la policía municipal.

El presunto homicida 

 

Asimismo, los paramédicos de la Cruz Roja acudieron al lugar y hallaron con vida a un hombre, a quien trasladaron de gravedad al hospital general Aurelio Valdivieso.

Pero una hora después de ingresar al centro hospitalario, el veterinario dejó de existir y por lo cual dieron intervención al agente del Ministerio Público para tomar conocimiento del caso y realizar las diligencias.

El cuerpo sin vida del veterinario, originario de San Pablo Huixtepec, Zimatlán, fue trasladado al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec para la práctica de la necropsia de ley.

De igual forma, en el lugar de los hechos, la policía realizó la inspección y confirmó que habían cuatro casquillos percutidos al parecer del mismo calibre de la pistola que le decomisó la policía al presunto homicida.

Del caso se inició la carpeta de investigación y la policía investiga el caso para establecer cual fue el móvil del asesinato.