Indigentes, desprotegidos ante COVID-19

Aunque todos los días los tres niveles de gobierno emiten mensajes para pedirle a los ciudadanos que no salgan de casa y así evitar la propagación del COVID- 19, éstos no llegan a las personas que carecen de un hogar porque habitan en la calle.

A pesar que el DIF Municipal de Oaxaca de Juárez cuenta con un albergue listo para recibir a este sector de la población, ubicado en la calle Esteban Baca Calderón, las más de 230 personas que se encuentran en situación de indigencia, se niegan a cambiar su pedazo con cartón por una cama.

Brigadistas del DIF Municipal han mencionado que en diversas ocasiones han invitado a este sector de la población a acercarse al albergue, no todos aceptan quedarse, aunque decidan tomar un baño, cambiarse la ropa y comer.

Señalaron que han buscado a las familias de las personas que viven en la calle para que se hagan responsables de darles un hogar.

Riesgo por COVID-19

Recientemente, los Servicios de Salud del estado de Oaxaca (SSO) implementaron brigadas para visitar casas e informar a las personas sobre cómo actuar en caso de presentar síntomas del COVID-19, mientras la Policía Municipal capitalina invita a las personas que se encuentren en los parques y calles a regresar a casa.

Sin embargo, hasta el momento no existe alguna brigada que explique a las personas en situación de calle los peligros que están corriendo al vivir o deambular en las calles, principalmente parques que es donde se aglomera la mayoría de las personas.

Sólo existen operativos como el “Barredora”, el cual los quita de los lugares que han acondicionado para dormir como la puerta de un establecimiento, una banca del parque o un cajero automático.

Y a pesar de que el albergue municipal cuenta con el número de teléfono 951 185 95 96, al que la ciudadanía puede comunicarse para vincular a la persona en situación de calle con la dependencia, son pocas las que se toman el tiempo para hacer esta llamada.

Hay quienes llaman al DIF Municipal para reclamar o denunciar la presencia de indigentes en parques cerca de niños, pero no lo hacen para beneficiarlos con los servicios que ofrece el albergue que es un refugio, donde reciben alimentos, asistencia médica, actividades recreativas y puedan ser parte de las 15 a 20 personas que reciben ayuda todos los días.

Cabe destacar que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en México hay cerca de 14 millones 940 mil mexicanos que vive en indigencia.