Sexoservidoras, sin control médico

Trabajadoras sexuales de la capital que están registradas en la Subdirección de Control Sanitario no pueden acudir a sus revisiones médicas, pues son atendidas por personal de base, quienes no están laborando como parte de las medidas de prevención contra la propagación del COVID-19.

Las más de 200 mujeres y 10 hombres deben acudir cada ocho días a realizarse estudios de laboratorio y revisión general, pero desde hace 10 días, los laboratorios están cerrados, por lo que no se pueden dar consultas, esto de acuerdo con Marco Antonio Jiménez Bolaños, titular de la Subdirección.

Señaló que el protocolo que tienen con las sexoservidoras mujeres y transexuales es una revisión y exámenes de laboratorios, los cuales son realizados por el personal de base, quienes sólo dieron consultas hasta la semana pasada, cuando inició la cuarentena.

Por su parte, la Regiduría de Salud del municipio afirmó que el servicio de la Subdirección de Control Sanitario continúa funcionando, ya que este servicio entra en las actividades municipales que no se suspenderían por la contingencia.

El subdirector señaló que las trabajadores sexuales mujeres van cada semana a atención médica, mientras que los hombres cada 15 días “porque son más rebeldes”.

Lamentó que las personas que se dedican al sexoservicio, así como la ciudadanía en general, no hagan caso a las prevenciones de temas de salud, incluso si es voluntario.

Jiménez Bolaños exhortó a la ciudadanía a seguir las medidas preventivas porque son la clave para terminar con la pandemia, sobre todo en la gente vulnerable, como adultos mayores o los que tienen otros padecimientos.