Keith Raniere, fundador de la secta sexual NXIVM, da positivo a COVID 19

APAP

Keith Raniere, creador de la secta NXIVM, dedicada al tráfico de personas, resultó positivo al COVID-19, pero recibirá el tratamiento para la enfermedad tras las rejas.

Raniere, de 59 años, no ha sido considerado como un paciente de alto peligro por el virus, ya que, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), sólo deben ser considerados en riesgo los presos, y pacientes en general, que tienen más de 65 años.

La decisión de sacarlo de la lista de peligro niega la posibilidad de que pague una fianza que le permita sobrellevar la enfermedad fuera de la cárcel. Su defensa solicitó la semana pasada que se le entregaran los registros médicos de Raniere para verificar su estado de salud, informó el medio local neoyorquino CBS6 Albany.

Raniere solicitó un nuevo juicio a principios de mes, por considerar que el proceso actual estaba plagado de irregularidades. Hasta el momento no se ha aceptado su solicitud, aunque el juez Nicholas Garaufis decidió postergar hasta el 21 de mayo la sentencia, que inicialmente estaba planificada para el 16 de abril.

El hombre se encuentra recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, a la espera de que se le dicte condena por los crímenes de los que ha sido acusado. Raniere enfrenta cargos por extorsión, lavado de dinero, asociación para delinquir, fraude electrónico, robo de identidad, tráfico sexual y trabajo forzoso.

Dichas actividades ilícitas habrían sido realizadas con la fachada de un grupo de superación personal al que estaban vinculadas herederas millonarias y celebridades del mundo de los espectáculos como Allison Mack, actriz de la serie de televisión Smallville.