Cajas de ahorro engañan a miles

Tasas de interés bajas, facilidad de abonos y paquetes de seguros fueron las promesas que hicieron cajas de ahorro a ciudadanos como Rebeca García y Juan Guzmán para que entregaran todo su patrimonio.

Por varios meses estuvieron abonando a sus cuentas, sin embargo, en 2010 al querer hacer un retiro, les notificaron que ya no podían porque supuestamente ya lo habían hecho; así pasaron a integrarse a las estadísticas de defraudados.

Rebeca García relata que al enterarse de lo anterior, se asesoró y demandó a la caja de ahorro; consiguió que le regresaran sus ahorros, pero Juan no corrió con la misma suerte.

Esto son sólo algunos de los miles de casos que se han registrado en la entidad, pues de acuerdo con el Fideicomiso Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas (Focoop), Oaxaca ocupa el primer lugar a nivel nacional con el mayor número de cajas en "focos rojos", con 31 de las 163 que hay en México, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Además, el Frente Único de Ahorradores Defraudados de Oaxaca calcula que alrededor de 300 mil personas han sido afectadas en todo el país por este tipo de financieras; de ella, 55 mil en el estado.

Doble estafa

Juan es originario de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco y las promesas de paquetes en caso de accidente, seguro de vida y altos porcentajes de interés lo animaron a confiar su dinero con una caja de ahorro ubicada en la comunidad de Yolomécatl.

“A esa caja de ahorro le hicieron mucha promoción; la trajeron a todas las agencias y ellos nos dijeron dónde debíamos depositar nuestros ahorros”, recordó.

Cuando necesitó el dinero que había ahorrado, relata que primero le daban largas para entregarle su dinero hasta que la institución financiera cerró y no supo más de ella.

Más tarde se enteró que más personas de distintas comunidades de la región de la Mixteca estaban en la misma situación, por lo que unió con ellos y pagaron a un abogado para que les ayudara.

“Yo había ahorrado como 20 mil pesos, pero había personas que tenían hasta 90 mil pesos ahorrados y lo habían perdido todo”, lamentó.

De acuerdo con el relato de Juan, el litigante les solicitaba 200 pesos para que hiciera el papeleo y les prometía que iban a recuperar sus ahorros, pero durante un año no les resolvió nada al grupo de defraudados y él decidió dejar de insistir.

Esperanza que se esfuma

A finales de 2019, el gobierno del estado informó la firma de convenio que comprometía al estado y a la Secretaría de Hacienda, con lo mandatado por el Congreso local, la asignación de 24 millones de pesos para un pagar a ahorradores defraudados en las regiones de Oaxaca.

Con este convenio se beneficiaría a 4 mil 911 afectados, a quienes se les dispersarían 24 millones de pesos y la Federación pondría 42 millones más, para sumar un gran total de 66 millones y pagar una primera parte a defraudados que perdieron hasta 40 mil pesos; el anuncio se hizo, pero hasta ahí quedó.

Sólo en el caso de Yolomécatl, donde fueron defraudadas 11 mil personas por parte de 18 cajas de ahorro, las cuales desaparecieron, tuvieron que esperar más de 10 años para que les fueran reintegrados sus ahorros.

Se cansan de esperar

“Tenía yo todo guardado, mis papeles de la caja, de la demanda, pero como no nos resolvieron nada, mejor decidí tirar a la basura todo porque sólo me recordaba esa mala experiencia, pero no sabemos si los otros le siguieron”, lamentó Juan.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de Oaxaca (Sedesoh), el grupo de defraudados que están apoyando cumple con los requisitos que estipula la Ley del Fideicomiso Pago (Fipago) y fue conformado con base en el orden de validación de las fechas en las que cumplieron con la documentación requerida.

Castigo por permitir apertura 

El pasado octubre de 2019, el Congreso local aprobó castigar hasta con 12 años de prisión al servidor público que ilícitamente expida permisos o licencias a entidades financieras que no estén reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

De acuerdo con la exposición de motivos contenidos en el dictamen avalada por el Pleno Legislativo, existen 153 sociedades de ahorro y préstamo en la entidad, de las cuales sólo siete 7 están debidamente autorizadas y cuentan con el seguro de depósito obligado por las autoridades bancarias.

Recomendaciones

Antes de ahorrar en una caja de ahorro, verifique que se encuentre en el Padrón de Entidades Supervisadas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. en su página www.cnbv.gob.mx.
Revisar el registro que lleva el Fideicomiso del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores en su página www.focoop.com.mx en las categorías de “autorizada”, “en proceso de autorización” o “nivel básico”. Y el Sistema de Registro de Prestadores Financieros “Sipres”.
Considere que ahorrar en una entidad autorizada por la CNBV reduce el nivel de riesgo, pues estas entidades están obligadas a contar con un fondo de protección por ahorrador de hasta 25 mil Udis (aproximadamente 156 mil pesos).
Tome en cuenta que algunas de las sociedades que operan al margen de la ley pueden llegar a ofrecer tasas de interés de más del 10 % anual, lo cual está fuera del mercado, situación de alto riesgo que en muchas ocasiones deriva en fraudes.
Acuda a la Condusef en caso de que la caja de ahorro no le informe o niegue datos.