Bancos se solidarizan ante la pandemia

Derivado de la contingencia por la pandemia de COVID-19, bancos del país se han solidarizado con sus cuentahabientes otorgándoles beneficios como el posponer sus pagos hasta por cuatro o seis meses en productos como tarjetas de crédito, préstamos personales, de nómina, hipotecarios y a la Pequeña y Mediana Empresa (PyMEs).

Lo anterior, luego que al iniciar la cuarentena cerraran temporalmente empresas y negocios, además que varias personas perdieran su trabajo, por lo que el apoyo será tanto a personas físicas como morales, sin cobros de intereses moratorios y sin cargos de comisiones por pago tardío que puedan afectar su historial crediticio en el Buró de Crédito.

El primer banco que implementó esta iniciativa fue Banorte, quien anunció a sus clientes que podrían solicitar el diferir sus pagos hasta por cuatro meses, durante el periodo del 25 de marzo y hasta el 30 de abril.

Además de los beneficios mencionados, instituciones financieras como Citibanamex informaron que destinarán 105 millones de pesos para apoyar a personas en situación de vulnerabilidad que resulten afectadas durante la contingencia, esto a través de su programa de Compromiso Social. Además, este grupo financiero destinará 100 millones de pesos para el cuidado y bienestar de sus empleados.

Otros bancos como HSCB ofrecieron también descuentos en saldos por pagos anticipados y en créditos automotrices, al igual que Scotiabank, BBVA, Santander, Afirme y Banregio.

Para poder acceder a los requisitos, las financieras establecieron líneas telefónicas en las que los cuentahabientes podrán realizar su solicitud durante lo que resta de este mes y hasta el próximo 30 de abril.

Además, establecieron que las compras o gastos en materia de salud (farmacias, laboratorios u hospitales) que sus clientes hagan, tendrán el beneficio de meses sin intereses; en algunos casos de 5 a 10 mensualidades y en otros únicamente 6.

Finalmente, las medidas adoptadas por los bancos ocurrieron luego que la pandemia paralizara las actividades económicas en prácticamente todos los sectores formales y que de acuerdo con el Instituto para el Desarrollo Industrial y Económico A. C., con sede en la Ciudad de México, la pandemia provocaría una de las peores crisis económicas en todo el país, dejando una pérdida de aproximadamente 900 mil empleos, tan sólo en el sector formal.