Refuerzan comerciantes medidas de seguridad en Salina Cruz

SALINA CRUZ, Oaxaca.- El tema de la inseguridad pública y el temor por la propagación del coronavirus en la región del Istmo de Tehuantepec y en particular en el puerto, ha llevado a los comerciantes fijos y semifijos a tomar las primeras previsiones para evitar que mediante actos vandálicos, los ladrones saqueen sus locales y se apoderen de su mercancía.

Diversos negocios de venta de todo tipo de artículos, aledaños al mercado Ignacio Zaragoza, han reforzado la seguridad de sus negocios y han asegurado sus cortinas metálicas con remaches y candados tanto al interior como al exterior, para que con ello al menos les cueste más dedicación a los amantes de lo ajeno sustraer sus productos.

Por experiencia propia, señaló uno de los comerciantes de nombre Héctor, durante el conflicto magisterial de 2016 en protesta por la reforma educativa y la detención de varios de sus líderes, grupos ajenos a dicho movimiento aprovecharon para saquear varias negociaciones como Coppel, Oxxo y tiendas Bama, todas ubicadas sobre la carretera Transístmica.

Actualmente, dichas negociaciones ya reforzaron la seguridad de sus instalaciones y colocaron cortinas metálicas, como se puede observar, pero es en razón de esa situación que vivimos en 2016 que nosotros también ya comenzamos a tomar estas medidas como necesarias, ya viste lo que sucedió en Oaxaca, sostuvo el hombre.

El comerciante comentó que de extenderse el aislamiento de la población y si el estado decreta la cuarentena con toque de queda, tendrán que cerrar sus comercios, algunos de sus vecinos del centro ya comenzaron a cerrar a temprana hora, a más tardar hasta las 19:30 horas entre semana y los domingos hasta las 15:00 horas.

Si bien hay bajas ventas, la afluencia de gente no cesa en el mercado Ignacio Zaragoza, todos los días cientos de personas acuden en tropel a adquirir bienes y servicios, no les ha caído el “20” (sobre el coronavirus), dijo el joven, y yo creo que si llegase a haber un caso en el puerto, se encenderán las alarmas y ahora sí aflorará la verdadera naturaleza de las personas.

No desestima que tendrían que llevarse su mercancía a sus domicilios: "no se puede dejar a su suerte nuestro patrimonio, es de lo que vivimos y estamos al día y aunque yo tengo un trabajo, tengo que ayudar a mis padres, esperamos que esto no llegue a crecer y que ojala no haya casos de coronavirus en la región".

Hasta la noche del domingo, en la región del Istmo se reportaron que cuatro casos sospechosos de coronavirus han dado negativo.