Diabetes cobró la vida de 2 mil oaxaqueños durante 2019

La diabetes, padecimiento por el exceso de azúcar en la sangre, fue el factor de salud adverso que a lo largo de 2019 hizo que en Oaxaca 2 mil 601 personas perdieran la vida.

La cifra es superior a todos los habitantes de municipios oaxaqueños como Asunción Ocotlán, que en el Censo de 2010 reportó 2 mil 550 personas, Chiquihuitlán de Benito Juárez con 2 mil 251, Mixistlán de la Reforma con 2 mil 585, San Baltazar Chichicâpam con 2 mil 494 o San Juan Bautista Lo de Soto con 2 mil 593 pobladores.

Más en mujeres

Son las mujeres, con el 69 por ciento de las defunciones, quienes más resienten los efectos de la diabetes en su vida, pues los Servicios de Salud de Oaxaca reportan que a lo largo del 2019, mil 429 oaxaqueñas perdieron la vida por complicaciones diabéticas, por encima de los mil 171 fallecimientos en hombres por la misma causa.

En total son 8 mil 50 personas que en la entidad están bajo tratamiento médico por la diabetes y en la mayoría de los casos con algún otro padecimiento como la hipertensión. Es nuevamente en las mujeres, con el 71 por ciento de las personas diagnosticados donde se concentra este problema de salud, pues sólo se reportan 2 mil 332 casos en hombres, 3 mil 386 menos casos que en mujeres.

La oficina del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) en Oaxaca reporta que entre sus 750 mil derechohabientes se diagnostican al año entre mil 200 a mil 500 nuevos casos de diabetes mellitus. La tasa de defunciones por esta enfermedad que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, ocasionó 208 defunciones

Esta enfermedad, junto con la hipertensión representan la mayor demanda de atención y un grupo de riesgo que requiere control adecuado para evitar descompensaciones que generen complicaciones. 

 Mala alimentación, la fuente

Para la coordinadora de la Unidad de Especialidades Médica en Enfermedades Crónicas, Teresa Luna López, la raíz de este problema de salud se centra en la dieta diaria y mala alimentación.

Regularmente las personas con diabetes empiezan con colesterol y triglicéridos altos, lo que se conoce como dislipemia y aumenta la probabilidad de infartos, derrames cerebrales y complicaciones del sistema circulatorio, porque además suele acompañarse de obesidad y falta de ejercicio.

Si una persona con diabetes no cambia sus hábitos alimenticios, "en cinco o seis años tendrá una enfermedad renal y cinco años después  presentar problemas agudos” que conduzcan a un coma diabético, una neumonía, COVID-19 o alguna otra infección que al complicarse ocasione la muerte.

Azúcar en la sangre
 2,601 personas murieron en 2019 por diabetes
1,429 fueron mujeres
1,171 hombres
8,050 personas viven con diabetes en Oaxaca