Indigentes, con riesgo a contagio de COVID-19

Su casa es la calle, su dormitorio un cartón sobre una banca de parque o en la puerta de alguna iglesia. Así, sin la mayor protección que la fe de no enfermarse, al menos 230 personas -que forman el censo más reciente de hombres y mujeres en condición de calle -enfrentan la contingencia sanitaria por el COVID-19 en la capital de Oaxaca.

“Esta población requiere que estemos muy pendientes porque históricamente ha sido muy discriminada y ahora lo que buscamos es darles una opción para que estén lo más seguros posible”, señaló el presidente del Sistema DIF Municipal de Oaxaca de Juárez, Simón Pablo Sandoval Rubio.

Para evitar que las personas en condición de calle enfermen y a su vez sean transmisores de contagio, habilitarán el albergue municipal para su funcionamiento las 24 horas del día, adelantó.

Desde hace dos años, el albergue del DIF Municipal, ubicado sobre la calle Esteban Baca Calderón funciona como un lugar de descanso nocturno en donde las personas reciben una cena y desayuno, tienen acceso a una cama, sanitario y área para lavado de ropa.

De manera regular al albergue asisten diariamente alrededor de 15 a 20 personas todos los días, quienes para poder tener acceso deben de cumplir el requisito indispensable de no estar bajo los efectos de enervantes o alcohol.  Esta misma condición se mantendrá en el lugar durante la contingencia.

Hasta este momento -indicó- la población atendida de manera regular, no ha entrado en fase de confinamiento permanente. “Ellos nos dicen que mientras sigan teniendo su trabajo es muy difícil que se queden de manera permanente en el albergue. Muchos trabajan en el mercado de abasto y éste seguía funcionando de manera normal. Mientras ellos tengan su trabajo quieren trabajar”, señaló Sandoval Rubio.

En este sentido, consideró que en la medida en que se restrinjan las actividades públicas, en esa medida habrá aumentando el número de personas en situación de calle que lleguen al albergue. “Por ahora estamos atendiendo a los que llegan y previendo que llegarán más conforme pasen los días”, destacó.

México cerca del 13.3 por ciento de la población vive en indigencia; es decir, 14 millones 940 mil mexicanos, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Se calcula que el 47 por ciento de estas personas salieron de sus casas por violencia y, 11 por ciento, debido al consumo de drogas