Cierran antro por incumplir restricciones

La Dirección de Economía informó que el pasado sábado se clausuró el primer establecimiento con permiso de venta de bebidas alcohólica, esto por no haber cumplido con el decreto de cerrar temporalmente como parte de las medidas preventivas sanitarias que estableció el municipio capitalino y el gobierno del estado.

Ana Cecilia Ruiz Aceves, titular de la dependencia, señaló que son más de 900 comercios con este giro los que deben cumplir con lo establecido por el cabildo el pasado miércoles 24.

Señaló que fue un bar ubicado en la colonia Reforma el que se clausuró, el cual los propietarios han quitado en dos ocasiones los sellos de suspensión y es el único que no ha cumplido.

La directora destacó que todos están cumpliendo de manera correcta lo estipulado por el presidente municipal capitalino, por ejemplo los restaurantes con el horario establecido hasta las 10 de la noche, además de no vender bebidas alcohólicas.

Detalló que el área de Regulación de Actividad Empresarial del municipio tiene alrededor de 11 mil 400 establecimientos censados, de los cuales 900 son de control especial, es decir, que tienen permitido la venta de alcohol.

Recordó que de acuerdo con los estipulado son los centros nocturnos, bares y cantinas los que no tienen permitido abrir desde el pasado jueves 26 de marzo hasta el 19 de abril o más días, dependiendo de los acuerdos que se tomen.

Asimismo agregó que los inspectores hasta el momento han supervisado alrededor de mil 94 establecimientos entre los que están 40 gimnasios los cuales también han cumplido con el acuerdo tomado durante la sesión extraordinaria de cabildo del 23 de marzo.

Ruiz Aceves resaltó que los inspectores continúan revisando que los establecimientos estén tomando las medidas de higiene así como manteniéndose cerrados si es el caso.

 Clausuran restaurante

La Directora de Economía agregó que el pasado domingo, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) clausuró un establecimiento cuyo nombre incluye la leyenda “cervecería”; sin embargo, dijo desconocer los motivos.

Afirmó que quizá se deba al nombre o quizá el gobierno del estado tenga motivos para cerrarlo, pero en lo que le concierne al municipio, el establecimiento estaba cumpliendo el acuerdo.

Señaló que este establecimiento cuenta con permiso para operar como restaurante, por lo que sí tenía autorizado abrir sus puertas sin vender bebidas alcohólicas, lo cual fue constatado por los inspectores.