Baja hasta $15.80 la gasolina en Oaxaca

El desplome del precio del barril de petróleo ha ocasionado que el costo de la gasolina continúe en picada. Este fin de semana el litro se ubicó hasta los 15.80 pesos en lagunas estaciones de servicio. El producto es ahora mucho más barato que un kilogramo de tortilla, actualmente en 16 pesos, o un litro de leche que en su marca más barata en tienda de abarrote está en 17.50 pesos.

El abaratamiento en el precio de los combustibles, explicó el presidente del Grupo de Empresarios Gasolineros de Oaxaca (EGEO), José Luis Ballesteros Melgar, obedece a una condición internacional determinada por el precio del petróleo el cual han bajado de manera estrepitosa; la mezcla mexicana del crudo está hoy en día a menos de 20 dólares.

“Ese es un golpe bastante fuerte para Pemex, porque aun cuando el costo de extracción de acuerdo a los datos que emitió el Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) es de 4 dólares, se tiene que trasportar, refinar y realizar procesos importante para obtener el combustible”, apuntó.

Los consumidores -expuso- resultan beneficiados porque Arabia Saudita baja el precio del crudo y produce más de 1 millón de barriles al día, con ello inunda el mercado de petróleo a precio barato y en consecuencia, todos aquellos productores bajan el precio y los importadores lo compran en mejores precios.

De acuerdo con la aplicación Gasoapp, aplicación oficial de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que permite conocer el costo de los combustibles en cada una de las estaciones de servicio del país, la gasolinera ubicada sobre la Calzada Héroes de Chapultepec tiene uno de los costos más económicos con 15.90 pesos el litro, en la estación de servicio de Tlacolula de Matamoros el precio fue de 15.80 pesos hablando de la gasolina Magna.

En el otro extremo, la gasolina más cara se ubicó en la carretera Oaxaca-Tehuantepec en donde el litro de la Magna se ubicó en los 18.60 pesos.

Ballesteros Melga explicó que en Oaxaca los precios son muy variados y dependen de la cercanía que tengan con el punto de abastecimiento, además que, con la reforma energética, se toma en cuenta el costo del flete. Ese tipo de elementos se suma a la cadena de costos para que las diferentes estaciones determinen sus tarifas.

Una revisión hemerográfica muestra que el costo actual de los combustibles se ubica incluso por debajo del que tenían antes de la liberación del precio en noviembre de 2017, cuando el costo para la Magna era de 16.07 y para la Premium de 17.76.