Alcoholímetro: OPCIÓN DE VIDA

Una de las principales funciones de la Dirección General de la Policía Vial Estatal, es la de salvaguardar la integridad y derechos de las personas, implementando medidas de seguridad para el correcto tránsito de peatones y vehículos con la finalidad de prevenir accidentes viales.

Para tal efecto se promueven acciones de prevención de accidentes derivados de la ingesta de alcohol, como lo es el operativo alcoholímetro que fue implementado desde el año 2012 de una manera permanente, a través de puntos de control en aliento, realizan la detección de alcohol, mediante dispositivos tecnológicos o métodos de alcoholimetría en aire aspirado o alcoholemia, mismos que son instalados en vialidades con altos índices de accidentes así como vialidades con alta afluencia vehicular.

Se ha demostrado que con la implementación del operativo alcoholímetro se logra disuadir a los conductores el evitar conducir bajo el influjo del alcohol; tomando en consideración que dentro de los cinco factores de riesgo asociados al 50 % de los muertos por accidente de tránsito se encuentra la conducción bajo influencia del alcohol.

Las policías viales estatales tienen la atribución de solicitar a todo conductor de vehículo se sometan a la práctica de embriaguez, para determinar si se encuentran bajo los efectos

producidos por el alcohol, a partir de 0.41 mg/l de alcohol en aire aspirado se considera conductor “no apto”.

La persona que conduzca cualquier tipo de vehículo en estado de ebriedad será sancionada con arresto inconmutable de 24 horas, como lo marca el artículo 24 en su fracción I, y artículo 86 de la Ley de Tránsito Movilidad y Vialidad del Estado de Oaxaca, así como artículo 137 fracción I del Reglamento de Tránsito vigente, y su vehículo será asegurado en uno de los encierros oficiales de la institución.

En el año de 2011 y derivado del impacto y magnitud de las lesiones asociadas a los accidente de tránsito es considerado un problema de salud pública a nivel mundial, arrancó oficialmente en más de 170 países, el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, aprobado por la resolución 64/255 de las Naciones Unidas, con el objetivo de reducir las cifras de víctimas

mortales a causa de siniestros de tránsito: Consejo Nacional de Prevención de Accidentes (CONAPRA).

A partir del 2011 la Dirección General de la Policía Vial Estatal implementa el operativo alcoholímetro siendo a la fecha 1, 357 operativos implementados.

Actualmente como lo marca el artículo 21 de la Constitución del Estado, los infractores por conducir en estado de ebriedad, realizan trabajos a favor de la comunidad, como lo es la pinta de

los pasos peatonales en diferentes vialidades de la ciudad, mismo que debe realizarse en las ocho horas que tienen para realizar dicha actividad.

Lo anterior, independientemente de pagar la multa correspondiente, los días de retención de la unidad hasta que realiza el conductor trabajos comunitarios y el arrastre de la unidad.

La Policía Vial del Estado se sujeta a los protocolos emitidos por el CONAPRA y el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (COEPRA), con los cuales salva con los Operativos Alcoholímetros que son implementados a lo largo del año, la vida de personas que conducen sus unidades de motor en estado de ebriedad, así como la de terceras personas, que no tienen nada que ver con la ingesta de alcohol de dichos conductores.