Restaurantes, al borde de la quiebra

Bajo el hashtag #SalvemosOaxaca y agrupados en el Colectivo Ciudadano Gastronómico, un total de 115 restaurantes enviaron una carta al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), así como al gobernador Alejandro Murat Hinojosa y al presidente municipal capitalino, Oswaldo García Jarquín, en la que solicitaron condonación de impuestos frente a lo que calificaron como una posible catástrofe social y económica.

“El comercio oaxaqueño, como en todo el país, lleva una semana con una caída promedio del 80 por ciento en las ventas, lo que ha significado el cierre parcial o total de los negocios; afectando a las micro, pequeñas y medianas empresas, que en Oaxaca representan el 97 por ciento del total en el sector”, señalaron en el documento.

Alejandro Ruiz Olmedo, nombrado portavoz del grupo restaurantero integrado, entre otros, por Café Ágora, El Balcón de la Lechuza, Café Bistro, El Olivo Gastrobar, Muxtekala, Tlayuda La Calenda, Pitiona, Regio de Oaxaca, La Teca, el Asador Vasco, por citar algunos, destacó en medio de esta contingencia los restaurantes que se mantienen abiertos han tenido que realizar ajustes para no despedir al personal, por lo que algunos optaron por enviar a casa a la mitad de la plantilla con la mitad de su suelto durante una quincena y rotar.

Sin embargo -reconoció- que no todos tienen esa posibilidad y determinaron hacer un receso de sus actividades sin el despido de personal, pero sin goce de sueldo.

Bajo este panorama acordaron solicitar a los tres órdenes de gobierno la implementación de un fondo de emergencia productiva para el otorgamiento económico directo para las micros y pequeñas empresas.

De igual manera, pidieron suspender el cobro mensual de las cuotas obrero-patronal al IMSS e Infonavit, así como la condonación del ISR.

La solicitud dirigida contempla además la exención del ISR de los trabajadores por los salarios recibidos, o bien incrementar, por lo menos al doble, el beneficio del subsidio para el empleo.

Además del acceso al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP); el ingreso prioritario del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” a los colaboradores que cumplan con el requisito de edad y que hayan perdido o estén en riesgo de perder su empleo por la contingencia.

Tasa cero en el pago del IVA para alimentos y bebidas preparados y deducción inmediata de las inversiones que las empresas realicen durante el ejercicio de 2020.

En el ámbito estatal solicitan la condonación al 100 % del impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (Impuesto sobre Nómina), acceso a financiamientos con tasas preferenciales a través del BanOaxaca, con un periodo de gracia hasta que la situación económica se regularice, un sistema de becas a través del ICAPET para que los empleados en paro puedan obtener capacitación específica del sector y la creación de una comisión ciudadana que garantice una repartición justa, equitativa y transparente de los apoyos económicos, con la participación del sector empresarial.

En el ámbito municipal, el colectivo pidió la exención o reembolso del pago de refrendo de licencias de operaciones, durante el presente año 2020, actualización del padrón de prestadores de servicios de alimentos y bebidas preparados y combate a la piratería y la competencia desleal.

Según datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas, en Oaxaca los servicios de preparación de alimentos y bebidas de este rango suman 32 mil 722 establecimientos, con una fuerza laboral de 165 mil trabajadores que significa el único ingreso familiar seguro.