Pega COVID-19 al comercio en Huajuapan

Locatarios del centro de Huajuapan de León manifestaron que, desde que México entró en la fase 2 de la pandemia, han tenido bajas en las ventas, sin embargo, si el gobierno determina bajar las cortinas para evitar la propagación de la cepa del COVID-19 lo harían, pero la crisis ya comienza azotarlos. 

Elia Gómez Fernández, propietaria del restaurante Pasticel, dijo que las ventas en este establecimiento fueron buenas hasta el sábado pasado, cuando se vivieron las fiestas del cuarto viernes de cuaresma en Tezoatlán –municipio del distrito de Huajuapan-, porque muchas personas de diversas partes del país y de Estados Unidos acuden a esas celebraciones, sin embrago, a partir del domingo apenas y lograron tener  algunos clientes.

Especificó que “ahorita viene una baja, nuestros ingresos son de lo que se vende diario, pero la situación es complicada porque hay que pagar los sueldos, luz, renta y si cerramos tendríamos que mandar a descansar a 15 personas que dependen del empleo”.

Argumentó que muchos de los comerciantes del giro de la comida están aguantando hasta que el gobierno local, estatal o federal dé la indicación, pues lo difícil de esta pandemia son las secuelas económicas que están viviendo muchos comercios en la ciudad, ya que, si se deciden bajar las cortinas por una época es dejar sin empleo a las familias de Huajuapan.

Manifestó que “entendemos que el Presidente de la República está contra la espada y la pared y decretar el cierre de los negocios sería algo crítico; ¿qué va a pasar con los ambulantes que dependen de lo que venden ese día para vivir?, ¿qué va pasar con las tienditas?, quizás nosotros tenemos algo guardado para la contingencia, pero la gente que vive al día se va morir del hambre, ¿cómo le va hacer para sacar el taco del día?, lo comprendemos ”.

Dijo que como una medida de sanidad tienen el gel antibacterial, además que al pararse un cliente de la mesa, el personal de la cafetería en automático desinfecta las sillas, mesas y todas las áreas comunes, por lo que ahora una medida de sanidad es retirar los manteles y evitar que esto sea una zona de contagio.

Comentó que la situación en este momento es crítica porque las ventas son bajas y al estar así, la primera semana el panorama podría ponerse todavía peor, por lo que ahora están generando otro tipo de estrategias, como es vender a domicilio y de esta forma seguir fomentando el consumo y que la economía no colapse.